Quién sabe más, ¿un joven o un adulto mayor?

El momento culminante del "pugilato".

La respuesta es obvia si la comparación atañe únicamente a las experiencias que se obtienen a lo largo de un período de vida: mientras más se vive, más se sabe. Pero no es tan sencillo responder a la misma pregunta, cuando de por medio está una competición de saberes entre un joven que estudia el tercer año de bachillerato y un adulto mayor cuyos estudios formales tal vez no pasaron de la escuela primaria, o, cuando menos, no está al tanto de los conocimientos que se enseñan hoy en las aulas.

Para dilucidar la incógnita, al Patronato Municipal de Amparo Social de Manta se le ocurrió la idea de poner frente a frente a un grupo de adultos mayores asistidos por esta institución pública y a uno de jóvenes que estudian el tercer año de bachillerato en la Unidad Educativa réplica del antiguo y bien reconocido Colegio Manta.

En el fondo de la idea, la intención del Patronato era crear un momento de distracción y solaz para los adultos mayores que se sirven de sus cuidados, a la vez de ofrecer una oportunidad a los jóvenes para que conozcan el trabajo social de la casa de beneficencia.

Con ese propósito en mente se fue desarrollando la idea, y en algún momento surgió otra para complementarla: simular un recinto de competiciones boxísticas y ambientarlo con esas características. Un joven y un adulto mayor dentro de un cuadrilátero, “golpeándose” mutuamente al responder las preguntas del “árbitro”. Y alrededor, “las barras” de aficionados alentando a su parte.

Las preguntas estaban relacionadas con acontecimientos y cosas de cada época generacional, formuladas de tal modo que las respuestas causaran hilaridad y deseos de multiplicarlas. Una pregunta inquiría a un joven si tenía conocimiento de cómo se enamoraba a las mujeres de antes, habiendo respondido con evidente picardía para que toda la audiencia riera.

Pero hubo otras preguntas que hicieron dudar a los estudiantes, mientras que los adultos mayores sorprendían a sus contendientes con respuestas correctas sobre tecnología actual.

Resultado final: 18.5 puntos a favor de los adultos mayores, versus 13.5 para los jóvenes. Y, como en las mediáticas peleas del boxeo deportivo, en el centro del “ring” se ciñó el cinturón de campeón a Francisco Murillo, representante del grupo de los primeros, levantando sus dos brazos en señal de triunfo para placer de sus parciales.

El premio consuelo fue recibido por Jericó Quiroz, representante del grupo de los jóvenes, que caballerosamente aceptaron su derrota y felicitaron a los ganadores.

Todo el programa se desarrolló en un salón del Centro de Atención Integral del Patronato, dependencia situada en la floreciente Urbirríos de la ciudad de Manta.

Tres opiniones a tener en cuenta

Consultada su opinión del evento inmediatamente después que este culminó, la presidenta del Patronato municipal, Ana María Suárez, dijo que con esta actividad se fusionó música, cultura, tradiciones, personajes, instrumentos, y otras expresiones de la cultura popular ecuatoriana, reforzando los conocimientos de los presentes acerca de cada época generacional, además de crear conciencia en los jóvenes respecto a valorar y respetar el legado y la presencia de los adultos mayores.

También se consultó la opinión del joven Nixon Macías, quien señaló que esta actividad fue muy bonita y ayudó a conocer los instrumentos laborales que se utilizaban antes, todo lo cual le causó mucha alegría porque le hizo recordar a sus abuelos.

Y Eulalia Cisneros, adulta mayor, dijo que esta jornada de aprendizaje fue muy útil para ellos y los jóvenes, mencionando que le interesó mucho lo que escuchó acerca de las nuevas tecnologías, que los jóvenes manejan con soltura y ayudan a los mayores para que también las usen. Pero advirtió que toda tecnología siempre debe usarse para el bien de la comunidad global.

FUENTE: Patronato municipal de Manta, mediante boletín informativo y fotos, con firma del periodista Ray Gorozabel A., subdirector de comunicación social.
Anuncios