Cómo tratan (o van a tratar) sus aguas sucias algunos municipios ecuatorianos

Desde mediados de 2017, la compañía Acciona está construyendo la Estación de Bombeo La Pradera, para la futura Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) de Las Esclusas, en la ciudad de Guayaquil. Luego de transcurrido casi un año, las obras civiles registran un 55 % de avance, previéndose la finalización de la planta para el primer semestre de 2019.

La obra, adjudicada por la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guayaquil, contribuirá a modernizar la actual red de depuración de la mayor urbe de Ecuador, a través del programa Universalización de Alcantarillado Sanitario para un millón de personas que habitan desde el centro hacia el sur de la ciudad, beneficiando a casi un tercio de la población total de la ciudad.

La nueva estación de bombeo contará con equipos capaces de manejar caudales de agua de hasta 6,4 metros cúbicos por segundo. La estructura que albergará el equipamiento cuenta con muros de 26 metros de profundidad, habiéndose ejecutado a la fecha las obras de excavación y construcción de losas de fondo.

Entretanto, los equipos principales se encuentran en fabricación, incluyendo 7 bombas centrífugas verticales, sistemas de control de olores, compuertas y grúas, entre otros.

Aspecto de la estación de bombeo de aguas residuales que se consturuye para la ciudad de Guayaquil, Ecuador.
Estación de bombeo La Pradera (en construcción) para la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) de la ciudad de Guayaquil.

La nueva estación se abastecerá de energía desde una subestación eléctrica que también se encuentra en construcción, y que considera una línea de transmisión de aproximadamente un km de longitud, que la conectará a la estación de bombeo.

La estación de bombeo La Pradera es financiada por el Banco Europeo de Inversiones y es realizada por Acciona a través de su filial de Agua, bajo la fórmula “llave en mano”. La inversión total estimada de este proyecto asciende a los 22 millones de dólares (unos 20 millones de euros).

Otras obras municipales ecuatorianas

A finales de 2015, el Ayuntamiento de Quito adjudicó a la compañía Acciona la construcción de la segunda fase de la línea 1 del Metro por un importe de 1.538 millones de dólares (unos 1.400 millones de euros). El contrato prevé la construcción de un túnel de 22 kilómetros de longitud, en el que se implantarán trece nuevas estaciones, además de cocheras y talleres, así como las instalaciones ferroviarias necesarias para la puesta en marcha. La obra civil correspondiente a las estaciones de La Magdalena y El Labrador ya fue ejecutada en su día por Acciona Infraestructuras, dentro de la primera fase del proyecto.

En febrero de este año, el Municipio de Loja, con financiación de la Corporación Andina de Fomento, adjudicó a la misma compañía -en consorcio con BTD- la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) de la capital de la provincia, ubicada al sur del país.

La depuradora tendrá una capacidad hidráulica máxima de 1,45 m3/s y permitirá atender a una población de hasta 350.000 habitantes. Este proyecto, valorado en 16,6 millones de dólares (unos 13,4 millones de euros), cuenta además con la financiación del Banco de Desarrollo de América Latina.

El Gobierno municipal de Esmeraldas adjudicó en 2016, al consorcio Acciona-BTD, la construcción, ampliación y mejora de las estructuras de captación y potabilización de agua en Esmeraldas, por un importe de unos 30 millones de dólares (unos 27 millones de euros). El proyecto, que beneficiará a una población de más de 200.000 habitantes, consiste en un contrato “llave de mano”, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que incluye una planta de tratamiento de agua potable y una subestación eléctrica.

A finales del año 2017, Acciona finalizó la construcción de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Ibarra, también al norte del país, que tiene una capacidad de 43.200 m3 diarios y que presta servicio a una población de casi 200.000 personas. La EDAR ha sido diseñada siguiendo un riguroso plan de protección ambiental a través de un avanzado sistema de depuración biológica de nutrientes.

FUENTE: Agencia de Relaciones Públicas Effective (Guayaquil), mediante boletín informativo y fotos, con firma de Marcela Vásquez.

Anuncios