El Gobierno ecuatoriano está dándole forma legal a su proyecto de “Polos de Desarrollo Productivo”, encaminado a fomentar la producción y la productividad, el comercio y los servicios, para mejorar la economía de todos los ciudadanos del territorio nacional.

La propuesta técnica y normativa correspondiente fue presentada al Consejo Consultivo Productivo y Tributario, justificándola en virtud de atender las necesidades de ordenamiento territorial, uso de suelo, zonificación y desarrollo productivo territorial.

La Comisión Legislativa de Gobiernos Autónomos Descentralizados de la Asamblea Nacional está tramitando esa propuesta, generada por el Ministerio de Industrias y Productividad (Mipro) para incorporarla en la “Ley Orgánica Reformatoria al Código Orgánico de la Producción, Comercio e Inversiones”, con la finalidad de establecer los polos de desarrollo; y, además, en la “Ley Orgánica de Solidaridad y Corresponsabilidad Ciudadana para la Reconstrucción y Reactivación” de las zonas afectadas por el terremoto del 16 de abril del 2016.

La propuesta espera el informe de la comisión legislativa para su debate en el pleno de la Asamblea y será conocida también en la reunión que mantendrá el Consejo Consultivo Productivo y Tributario. Lo que se propone es un aporte del Mipro a la reactivación productiva territorial inclusiva, con regiones competitivas y encadenamientos locales.

La atracción de inversiones, aprovechando las vocaciones productivas de las diferentes regiones del país, es uno de los objetivos de la propuesta, que busca adicionalmente el desarrollo económico local equilibrado y eficiente, con impacto directo en cada territorio zonal.

El propósito de crear e impulsar los polos de desarrollo está direccionado a lograr ordenamiento territorial, zonificación y uso de suelo productivo, como pilares de la reactivación industrial del país.

La propuesta del Mipro se generó en base a la constatación -a través de las mesas provinciales de competitividad desarrolladas durante el primer semestre de este año (2018)- de un escaso uso de suelo industrial; vocaciones productivas poco aprovechadas; una débil articulación entre los actores productivos regionales; bajos niveles de asociatividad; y un débil ordenamiento territorial.

Lo que se aspira es lograr regiones productivas y competitivas; acceso a nuevos mercados; mejoramiento de la competitividad local; inclusión económica local; atracción de divisas; distribución de riqueza; y generación de fuentes de empleo, a través de polos de desarrollo productivos, turísticos, agroproductivos, bioproductivos, de innovación y desarrollo multisectorial.

FUENTE: Boletín informativo con firma de la periodista Margarita Pérez Briones, comunicadora social del Mipro zonal de Manabí en Portoviejo. Foto de la Dirección de Gestión de Comunicación del Gobierno municipal de Manta.
Anuncios