Calderón es una parroquia del Cantón Portoviejo y los comerciantes a los que se refiere la noticia desarrollan sus actividades en el mercado público parroquial. Entre ellos hay carniceros, queseros y verduleros.

Como parte de las competencias que tiene Arcsa -la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria- está la socialización de medidas preventivas y principios básicos necesarios para garantizar la inocuidad (buena salud) alimenticia. Esta es la razón de haberse capacitado a 303 comerciantes y manipuladores de alimentos.

Durante 15 días, técnicos de la Coordinación Zonal 4 (Manabí-Santo Domingo de los Tsáchilas) hicieron conocer el contenido y la forma de usar el Manual de prácticas correctas de higiene para mercados. Con esto, los comerciantes fortalecen sus conocimientos sobre el manejo de los alimentos en cualquiera de sus etapas, ya sea distribución, transporte y comercialización de productos.

“Ha sido muy interesante la capacitación”, afirmó Jacinto Holguín, trabajador del mercado, “porque nos han permitido refrescar conocimientos sobre la higiene. Espero que podamos seguir recibiendo estas charlas que nos orientan a mejorar el servicio para nuestros clientes”.

Sergio Palomeque, coordinador de Arcsa zonal, señaló la importancia de la participación de los comerciantes en estas jornadas y reconoció que “Tenemos la responsabilidad de seguir apoyando todas las iniciativas que promuevan el bienestar para los ciudadanos”.

FUENTE: Boletín informativo y fotos, con firma de la periodista Isabel Intriago Morán, comunicadora de Arcsa zonal 4, Portoviejo.
Anuncios