Que hace alegrar a esta gente de un barrio de Manta

Habitantes del Barrio Villamarina de Manta, la noche cuando se reunieron para celebrar la pavimentación de sus calles más usadas.

En estos tiempos, cuando la vida de las personas es un torbellino de preocupaciones y diligencias, no extraña que sea misión imposible reunir a los vecinos de un barrio urbano. Solo una motivación espectacular o trágica lo consigue, salvo que se trate de una comunidad marginal que carece hasta de servicios públicos básicos.

Un poco de esto último han vivido hasta hace poco los habitantes en el Barrio Villamarina de la ciudad de Manta, que no por nada acudieron en masa a la reunión que los convocó su comité pro mejoras, liderado por Joffre Pico Quiroz, la noche del miércoles 14 de noviembre de 2018. La razón: celebrar juntos la reciente pavimentación de las dos calles que más usan y que suman 2.670 metros cuadrados (m2) de calzada y 1.354 m2 de aceras o veredas.

Y,claro, era una reunión con presencia del alcalde local Jorge Zambrano y algunosconcejales de la corporación municipal, además de altos funcionarios de estaAdministración autora de la obra.

Joffre Pico, presidente del Comité pro Mejoras del Barrio Villamarina de Manta.

El dirigente Pico hizo memoria de lo que un antiguo conocido suyo le preguntó aquel día que decidió dejar la zona urbana central de la Parroquia Los Esteros para ir a vivir en el incipiente Barrio Villamarina: “¿Por qué te vas a vivir al campo?” Es que entonces este barrio no era más que tierra y cielo, la lotización con las calles delineadas pero sin pavimento, y unas cuantas casitas. Este recuerdo fue a propósito, para reconocer que el alcalde actual es quien más empeño ha puesto en este lugar desde su primera administración hace 20 años.

Pico cuantificó que el 90 % de la obra municipal realizada en su barrio se ha concretado en las cuatro administraciones del alcalde Zambrano: apertura de las primeras calles y su adecuación; apoyo para conseguir la Escritura de la escuela; provisión de redes de tuberías para agua potable;  el parque cuya primera fase fue entregada hace unos pocos meses y el servicio de internet gratuito en este espacio; y, ahora, la pavimentación de las 2 calles que circundan el barrio.

“Lospueblos se hacen de a poco y eso tenemos que agradecerlo”, dijo Pico al afirmarque hay que entender que Manta es grande y el Gobierno municipal debe atender atodos los barrios que conforman la ciudad, y también a los asentamientoshumanos en la zona rural.

Diana Anchundia, ejecutiva de ventas habitante en el Barrio Villamarina de Manta.

Alrededor de tres mil personas viven actualmente en Villamarina. Una de ellas es Diana Anchundia, que con su esposo y tres niños residen aquí desde hace 7 años, y dice que las vías recién pavimentadas le facilitan bastante la movilidad; tanto a ella que es ejecutiva de ventas, como a su esposo que tiene y conduce un vehículo. Ahora, con las dos vías asfaltadas, acortan el viaje de ida y vuelta desde y hacia su hogar y se les hace más fácil llegar. 

Gabino Lucio, habitante del Barrio Villamarina de Manta.

Gabino Lucio, otro morador, dijo que los habitantes de Villamarina están muy contentos porque la pavimentación les ayuda mucho a disminuir el polvo y las enfermedades que vienen con él. Razonó que el barrio tiene un buen aspecto y esto es un punto de iniciación para que su comunidad surja de otros modos, destacando que también cuenta con servicios de agua potable y alcantarillado.

El alcalde Zambrano, al entregar el detalle técnico y financiero de la obra realizada, recordó -como siempre lo hace en situaciones similares- que los impuestos que pagan los contribuyentes son los que hacen posible las obras municipales, y que es necesario que todos cumplan oportunamente con esta responsabilidad cívica, para así avanzar con más obras.

FUENTE:
Boletín informativo y fotos, con firma de Gema Arteaga Briones, directora de
gestión de comunicación del Gobierno municipal de Manta.
Anuncios