El arribo a Manta de unos buses eléctricos destinados a la ciudad de Guayaquil, ha motivado una reciente reunión en la Alcaldía manteña, para discutir la posibilidad de que el transporte colectivo local de pasajeros se haga en autobuses movidos por electricidad, sustituyendo a los que sirven actualmente movidos por combustión de diésel.

La reunión, propuesta por el rector de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí (ULEAM), Miguel Camino, fue convocada y dirigida por el alcalde de Manta, Jorge Zambrano, habiendo participado también los directivos de la Federación del Transporte Urbano de Manta (FETUM).

Camino informó a los transportistas, representados por Nel Párraga, que la ULEAM y el Gobierno municipal de Manta mantienen un convenio de cooperación en proyectos de progreso y desarrollo de la ciudad, incluyendo la propuesta de un sistema de transporte público integrado. Hizo notar que el vicepresidente de la República del Ecuador, Otto Sonnenholzner, durante la recepción de los buses eléctricos descargados en el puerto de Manta, habló de que a través de la Corporación Financiera Nacional (CFN) están disponibles créditos para el transporte público, y que -si Manta quisiera- los representantes del sector podrían solicitarlos.

El alcalde preguntó a los directivos de la FETUM cuántos pasajeros transportan sus unidades diariamente, respondiéndole que 90.000 durante 14 horas. Y, adelantándose al previsible planteamiento de sus invitantes, añadieron que al momento están en proceso de renovación de unidades con otras más modernas que está llegando poco a poco, operación que se hace a un costo de 150.000 dólares por cada unidad.

Revelaron que dicho proceso les significa un gran compromiso crediticio, por lo que consideran que no es el momento para entrar en un segundo e inmediato proyecto de renovación con unidades eléctricas, lo cual sí sería considerado a futuro, analizando bien los resultados obtenidos en otras ciudades y los beneficios del cambio.

No obstante, todos los contertulios coincidieron en reconocer que la ciudad tiene una gran proyección en su desarrollo integral y por ende cada vez con más premura demandará servicios modernos y eficientes, incluyendo el transporte colectivo que debe mejorarse constantemente y, sobre todo, acomodarse a la urgencia de contribuir a la disminución de los gases tóxicos producidos por los motores de combustión petrolera y, en general, a los de efecto invernadero que provocan el sobrecalentamiento global.

FUENTE: Gobierno municipal de Manta, mediante boletín informativo y foto con firma de Gema Arteaga Briones, directora de gestión de comunicación.