Rememoran terremoto del 2016 y acuerdan reducir riesgos

Ceremonia por la suscripción del Acuerdo Nacional sobre la prevención de riesgos de desastres.

Con el vicepresidente de la República a la cabeza, Otto Sonnenholzner, una delegación del Gobierno ecuatoriano se desplazó a la ciudad de Manta (occidente) con el propósito de firmar el “Acuerdo Nacional para la Reducción del Riesgo de Desastres 2030”. El acto tuvo lugar en la sala donde se recibe a turistas que viajan en cruceros y que está próxima a la sede administrativa de la Autoridad Portuaria, a un lado de la Avenida Jaime Chávez Gutiérrez (malecón).  

En su calidad de anfitrión, el alcalde Agustín Intriago Quijano dio la bienvenida a todos los concurrentes y expresó que luego del terremoto del 16 de abril del año 2016 hay lecciones que aprender y áreas que mejorar. Dijo que “(…) necesitamos los especialistas para que nos indiquen el camino a seguir, y qué mejor que hacerlo unidos”.

Intriago se refería al sismo de 7.8 grados Richter que sacudió violentamente al territorio ecuatoriano, causando la pérdida de numerosas vidas y cuantiosos daños materiales, sobre todo en la provincia de Manabí que llevó la peor parte de la tragedia. Y como Manta es una de las ciudades más sacrificadas, con la devastación casi total de su antigua zona comercial de la Parroquia Tarqui, se la escogió para suscribir el Acuerdo Nacional sobre la prevención de desastres, como un homenaje póstumo a las víctimas y al gran sufrimiento de los supervivientes.

El vicepresidente Sonnenholzner dijo que se construirán estructuras básicas para la prevención de riesgos. “La naturaleza no discrimina, nos afecta a todos, y por eso todos debemos trabajar juntos en prevenir, sin banderas políticas”, exhortó.

María Alexandra Ocles, secretaria nacional de Gestión de Riesgos y promotora del acuerdo, dijo que los desastres naturales que ya se han vivido en el Ecuador demandan la participación de todos en acciones de prevención de riesgos y que por eso es válido el acuerdo nacional.

Los gobiernos seccionales autónomos están llamados a trabajar con planificación y determinando el uso del suelo, para evitar que lugares peligrosos sean ocupados con asentamientos humanos. Así se evitará que en el presente o en el futuro se ocasionen pérdidas de vidas o materiales, según la funcionaria.

El asambleísta Fernando Flores, delegado por la Asamblea de la República, dijo que se trabaja en un proyecto de ley de gestión de riesgos.

A este acto público asistieron ministros de Estado, representantes de organismos de profesionales, empresarios privados; delegados de entidades de apoyo, de Autoridad Portuaria, del Cuerpo de Bomberos de Manta, entre otros.

FUENTE: Gobierno municipal de Manta, mediante boletín y foto.
Anuncios