La escabrosa historia de la Vía Interbarrial

Ensanchamiento y asfaltado en un tramo de la Vía Interbarrial de Manta. (Foto: GAD de Manta)

En el año 2001, siendo alcalde de Manta Jorge Zambrano Cedeño, el Gobierno municipal inició la construcción de la así llamada desde entonces Vía Interbarrial, destinada a comunicar a los nuevos barrios que se abrían paso hacia el sur de la ciudad. Bastante gente, sin embargo, la consideraba arbitraria e innecesaria, pero la obra avanzó poco a poco hasta empalmar con la Avenida de la Cultura, en el centro sur de la urbe, y con el tramo sur de la calle de Almesa (Almacenera Ecuatoriana, S. A., de mercadería en proceso de desaduanización), en el suroriente.

La construcción fue lenta, parcial y escabrosa debido a la falta de financiamiento, a la topografía irregular del terreno y a que, en ciertos lugares, era indispensable la expropiación de lotes afectados por la vía. Y, por cierto, a la oposición del momento, mayormente politiquera.

Mas, como siempre ocurre en situaciones parecidas, “el tiempo y las aguas” se encargaron de desvelar la importancia crucial de esta obra para la movilidad interna en la ciudad de Manta, que tiene en ella un aliviadero del tránsito que anteriormente se acumulaba en la Avenida 4 de Noviembre y que hoy sería insoportable sin la existencia de aquella vía.

Pero el proyecto, al parecer, tenía previsto que la Vía Interbarrial se alargue por la calle de Almesa de sur a norte, cruce el tramo inicial de la carretera Manta – Montecristi y se extienda hasta empalmar con la avenida que comunica a la Ciudadela El Palmar, más al norte. Esto explicaría lo que presume un comunicado público reciente de la Administración municipal en funciones: “Después de 15 años de larga espera se pudo avanzar con el último tramo de la primera etapa de la vía Interbarrial, que conecta a más de 50 barrios de las parroquias Manta, Tarqui y Eloy Alfaro.”

Seguidamente, el comunicado recuerda la historia y dice: “En el 2004 la vía quedó paralizada. El actual gobierno municipal la retomó, solucionando los problemas legales en dos de los tres terrenos afectados por el trazado de la vía, a la altura de Almesa, informó Blanca Suárez, fiscalizadora municipal.”

“Superado este escollo se procedió a ampliar la vía a 16 metros de ancho y pavimentarla, con sus respectivos bordillos y aceras con adoquines de colores, desde donde termina el barrio 15 de Abril hasta la vía Manta Rocafuerte, anotó Suárez.”

“Por disposición del alcalde, la pavimentación avanzó 200 metros más, por el ingreso de La Pradera a un costado de la clínica del IESS. De ahí en adelante la vía será mejorada por el fuerte tráfico y rutas de buses urbanos que recibe.”

“De los 550 metros lineales, faltarían 150 metros y se concluiría esta primera etapa, previa solución de la expropiación que falta.”

“Al municipio le cuesta 200 mil dólares la indemnización de los tres terrenos, que tienen un área de 6.000 m2.”

El comunicado de la actual Administración municipal de Manta concluye así: “La primera etapa de la vía Interbarrial inició en el año 2001, desde la avenida de La Cultura hasta Almesa o vía Manta-Montecristi. La segunda etapa de la vía Interbarrial inicia desde Costa Azul hasta la vía Manta-Rocafuerte. Aún faltan 2 km para concluirla en su totalidad.”

Anuncios