También roban de los jardines

Flavio Laz, jefe de Parques y Jardines del Gobierno municipal de Manta, señala uno de los sitios del que se robaron las nuevas plántulas.

Los jardines viales recrean la visión de los transeúntes y contribuyen a depurar el ambiente que contaminan los automotores y las personas. En buen estado, ornamentan los espacios públicos de las ciudades y realzan su fisonomía, elevando la autoestima de los habitantes y el placer de quienes las visitan.

Eso parece estar claro en la conciencia del nuevo alcalde de Manta, Agustín Intriago Quijano, que ha dispuesto un esmerado mantenimiento de los jardines que embellecen a las avenidas de su ciudad. Y la orden está siendo bien acatada por el jefe municipal de Parques y Jardines, Flavio Laz, quien dirige personalmente este trabajo y cuida que se haga de manera apropiada.

Lastimosamente nunca faltan los depredadores de los bienes públicos y los jardines no son la excepción. Un comunicado público reciente, firmado por la Dirección de Gestión de Comunicación municipal, da cuenta de que alguien está hurtando las plantas ornamentales que recientemente fueron sembradas.

Según ese comunicado, el propio Flavio Laz observó que en la entrada al Barrio Abdón Calderón, por la vía de circunvalación; así como en la Plazoleta Azúa, enfrente al Palacio de Justicia, habían desaparecido varias de las especies plantadas.

“Una lástima”, dijo el servidor municipal, “luego de que durante tres meses el Municipio ha realizado una intensa labor de siembra (de) plantas ornamentales en parterres, plazas, parques y demás lugares de la ciudad. Sólo en parterres se han sembrado 3.461 metros lineales”.

Anuncios