La ciudad de Manta (provincia de Manabí, Ecuador) es atravesada por cuatro ríos de escorrentías con cauces hondos y anchos en algunos tramos, que con el pasar de tiempo se habían sedimentado voluminosamente y llenado de malezas. La presente Administración municipal ha puesto esmero en desazolvarlos de manera completa, previendo un invierno lluvioso que a momentos podría desbordarlos.

El temor, correctamente fundado, es que si las lluvias son torrenciales y prolongadas, desbordarían esos cauces y causarían inundaciones en los sitios más bajos de la ciudad, como ya ha ocurrido muchas veces en el pasado reciente. Y la razón para esto era el amontonamiento de sedimentos, escombros, malezas y basuras, que hasta ahora solo se retiraban superficialmente, mientras los cauces quedaban cada vez menos amplios y profundos.

Lo de hoy es un desazolve profundo en todo lo ancho de cada cauce, dejándolos casi en su estado original. Por ejemplo, de los cauces pertenecientes a los ríos Manta y Burro se han retirado 7.000 volquetadas de sedimentos, lo que es igual a más de 56 mil metros cúbicos.

Así se veía antes el tramo del Río Manta que ya está desazolvado.

Al mismo tiempo, la Empresa Pública Aguas de Manta (EPAM) realiza la evaluación del sistema hidrosanitario. También se efectúa la limpieza de ductos y colocación de producto biológico para controlar la proliferación de insectos vectores de enfermedades y reducir los olores desagradables.

Con este accionar se ha ampliado la capacidad hidráulica de varios tramos de los cauces, pasando de 8 a 40 metros de ancho y permitiendo mejorar la fluidez de los ríos para evitar o reducir las inundaciones que afectan a las familias que habitan en los márgenes de cada cauce.

Personal que trabaja en el desazolve de los cauces fluviales.

Los trabajos realizados en el Río Manta ocurrieron a la altura del Complejo Deportivo 4 de Noviembre, la Avenida de la Cultura, el Barrio 15 de Septiembre, entre otros sectores.

Respecto del Río Burro, los trabajos se han focalizado en el Barrio Jocay, debido a su complejidad. Llantas y plástico desechados son parte de los artículos encontrados durante la limpieza. El material recogido es descargado en el vertedero municipal que se halla al sur de la ciudad, en el Sitio San Juan.

FUENTE: Gobierno municipal de Manta, mediante boletín y fotos.