Cosas

La siembra de árboles en la ciudad de Manta

Hasta el año 1980 Manta era una ciudad con muy pocos árboles, aunque sí tenía arbustos que durante el verano parecían mustios, pero reverdecían en la época de lluvias.

Abundaba, en los terrenos libres, el popular moyuyo que produce un fruto redondo del tamaño de una uva, pero con una corteza blanca transparente que deja ver su contenido gelatinoso e impregnado de pegamento, que mucho antes era utilizado en los trabajos manuales que formaban parte de la malla curricular de la educación primaria.

Durante esa década hubo iniciativas particulares, secundadas por el Gobierno municipal y la Subsecretaría del Ministerio de Agricultura en Manabí, que comenzaron sembrando árboles en el parterre de la avenida del malecón y en la Avenida 4 de Noviembre. Esta fue una gestión un tanto quijotesca, liderada por el ingeniero agrónomo Ulbio Alcívar, que entonces ocupaba una función ejecutiva en el Programa Nacional del Café cuya oficina se hallaba en Manta.

Antes de eso otras personas habían sembrado árboles de eucalipto en los márgenes de la Avenida 113 y en otros sitios públicos de la ciudad. Sin embargo, cuando alcanzaron una gran altura se consideró riesgoso que el viento los derribara sobre las vías o las viviendas, y por eso se los taló. Otras personas sembraron frondosos árboles de nim (neem o nimbo de la India) a un lado de la Avenida 4 de Noviembre, pero después fueron talándolos poco a poco debido a su poderoso sistema radicular superficial, que levantaba y hacía trizas el pavimento.

En ciertos patios de residencias particulares también sembraron árboles, algunos de los cuales se conservan hasta hoy.

Con la primera Administración municipal gestionada por el exalcalde Jorge Zambrano Cedeño, su madre doña Elvira desplegó una campaña de siembra de otros arbustos en las veredas, pero más tarde fueron desapareciendo por el obstáculo que representaban al tránsito de los peatones y por el uso pernicioso que les dieron los maleantes de vías.

La siembra actual

Ese es, a grosso modo, el antecedente más próximo del trabajo de forestación que ahora mismo lleva adelante la Administración municipal que encabeza el alcalde Agustín Intriago Quijano y que lo ha denominado “Manta reverdece”. Su equipo de comunicación dice que, hasta este momento, ese programa ha sembrado 3.028 árboles en varios puntos de la ciudad, pero que la meta es sembrar 15 mil árboles anualmente.

Algunos de los arbolitos dispuestos para la siembra.

Los comunicadores municipales relatan este acto: “Jefferson Valderramo, de 16 años de edad, se unió a la siembra masiva de árboles maderables y frutales junto a profesores en la Unidad Educativa Costa Azul, esta mañana (lunes 2 de diciembre/2019).”

Y explican que “Esta jornada fue un reencuentro. El pasado mes de julio, durante una Hora Cívica a la que fue invitado al alcalde de Manta, Agustín Intriago, los estudiantes le pidieron se realice esta labor ambientalista en la institución. Hoy se cumplió. Intriago, quien lidera la campaña de arborización ‘Manta Reverdece’, sembró 107 árboles junto a los adolescentes. Además, anunció que a mediados de diciembre se iniciarán los trabajos para la construcción del techado que requiere el plantel educativo.”

Por último, la información municipal hace notar que, “entre la ciudadanía que ya ha sido beneficiada por ‘Manta Reverdece’, se promueve el riego y cuidado de los árboles que mejoran la calidad de vida de todos.”

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s