Manta usa sirenas para llamar a rebato en sus barrios

Sirena de reciente instalación.

Desde hace algunos años en la ciudad de Manta se usan sirenas para llamar a rebato a sus barrios. La Administración municipal en funciones le está dando un vigoroso impulso a este medio de seguridad pública y ha adquirido 137 nuevas sirenas, de las que 115 ya fueron instaladas allí donde faltaban.

Este trabajo se lo ha realizado entre el 3 y el 11 de diciembre del 2019, en varios puntos del cantón. 86 sirenas fueron instaladas en la zona urbana y 11 en la zona rural, reservando 18 de estos equipos para atender imprevistos y requerimientos ciudadanos. Con anterioridad se habían colocado otras 22 sirenas.

El objetivo principal con las sirenas es organizar a la comunidad para prevenirla y esté alerta en casos de emergencia: hechos delictivos o de siniestros, artificiales o naturales. Estos equipos están  considerados en el “Plan Invierno” del Municipio, para generar alertas tempranas.

El Gobierno municipal de Manta prevé instalar 270 nuevas alarmas comunitarias durante el próximo año 2020.

Pasos seguidos para ubicar e instalar las sirenas

El Municipio programa en función de los requerimientos ciudadanos, de las observaciones de la Policía Nacional  o por pedido de algunas de las diferentes áreas operativas municipales.

Instalación de una sirena.

Luego se hace la inspección del sitio del requerimiento, se define dónde y cuándo ubicarlas y se conforma un comité comunitario de seguridad ciudadana.

El Municipio instala las alarmas y la Policía Nacional capacita a los pulsadores o responsables de cada comunidad. En ciertos sectores se efectúan simulacros.

Acerca de la eficacia del sistema

Todavía no se ha divulgado algún informe estadístico municipal sobre la eficacia de este medio de seguridad, pero sabemos de ciertos barrios donde se lo puso en práctica en el pasado cercano y no funcionó como se esperaba, y con el tiempo las sirenas desaparecieron.

En reciente ocasión se contaba el caso de un hombre al que se hizo responsable de pulsar la sirena cuando hubiera emergencias. Él es muy apasionado con el equipo de fútbol profesional Emelec y, cada vez que este equipo ganaba, aquel hombre hacía sonar la sirena desenfrenadamente para celebrar el triunfo del conjunto de sus amores.

FUENTE: Gobierno municipal de Manta, mediante boletín y fotos.