Nombran ‘Dr. Miguel Andrade Vélez’ a cancha principal del Umiña Tenis

Socios del Umiña Tenis Club, junto a los familiares del doctor Miguel Andrade Vélez, durante el tributo. / Foto enviada por David Ramírez

Tributo póstumo del club a este socio y prestigioso médico de Manta.

David Ramírez* / Nueva York / 29-01-2020

La cancha principal del Umiña Tenis Club (UTC) llevará el nombre del doctor Miguel Andrade Vélez, como tributo póstumo de reconocimiento a su legado como tenista ejemplar, socio distinguido y abnegado profesional médico de Manta.

El acto de develizamiento se cumplió el pasado sábado 25 de enero y contó con la presencia de la esposa, arquitecta Tatiana Cárdenas de Andrade y los tres hijos del matrimonio Andrade-Cárdenas: Miguel, Tatiana y Ana Laura.

“Todo lo que podamos hacer es poco frente a lo grandioso de tu legado. Te vamos a recordar en todo momento, como solo se recuerdan los hitos que dejan huellas en la vida”, dijo el economista José Ponce, presidente del UTC, durante el ofrecimiento del acto.

Ponce detalló que la resolución se tomó de forma unánime luego de que el socio, abogado Trajano Andrade, solicitara por escrito al directorio que se nombre la cancha ‘Dr. Miguel Andrade Vélez’.

La placa inscrita con el nombramiento de la cancha, y abajo la foto del homenajeado. / Foto enviada por David Ramírez

El doctor Miguel Andrade Vélez falleció de un fallo cardiaco el lunes 13 de enero, poco después de jugar un partido en la cancha que ahora lleva su nombre.

Al tomar la palabra, el socio ingeniero Efrén Delgado, hizo un sentido recuento de anécdotas y vivencias por las que, dijo, se lo recordará al doctor Miguel Andrade a través de los años.

“Miguel abría el telón todas las tardes. Su chispa de buen humor nos imprimía un aire de camaradería que vamos a echar de menos, pero que vamos a fomentar fieles a su memoria”, subrayó Delgado.

La arquitecta Tatiana Cárdenas de Andrade y los tres hijos del matrimonio Andrade-Cárdenas: Miguel, Tatiana y Ana Laura, durante el develizamiento de la placa. / Foto enviada por David Ramírez

El doctor Hugo Andrade Viteri bosquejó en un profundo ensayo que entregó a los familiares: “Miguelón era, a más de colega, un verdadero hermano. Fue un hombre con genuino espíritu de servicio, un apóstol de su profesión a quien vi más de una vez salvar vidas”, escribió Andrade, rememorando las más de 3 décadas en que, como médico del Hospital Rafael Rodríguez Zambrano, compartió con el fallecido.

A su turno, Miguel Andrade Cárdenas, flanqueado por su madre y hermanas, agradeció el tributo: “Mi padre estará muy contento con que sigan jugando y haciendo deporte todas las tardes. Es lo que él sugeriría si estuviera hoy entre nosotros. Infinitas gracias por recordarlo”.

Como cierre del acto se jugó un partido de dobles en la cancha recién bautizada, entre las duplas conformadas por José Ponce y Tito Mite contra Líder Suárez y Trajano Andrade, el mismo que resultó empatado.

“El único lugar conocido donde se reconoce el empate en un partido de tenis es el Umiña Tenis Club. Esto lo dejó instituido Miguel y se mantendrá inalterable en su memoria”, recordó el economista Giotto Vera.

* David Ramírez Bravo es periodista ecuatoriano (Manabí) radicado en Nueva York, EE.UU., donde es editor de El Diario en español. Ocasionalmente colabora con REVISTA DE MANABÍ.