Comisaria municipal obligó a empacadora de atún a suspender sus actividades no permitidas

La puerta de acceso a la empacadora Pespaca (Manta), con el sello municipal que la obligó a suspender sus actividades industriales./ GAD Manta

La empresa Pespaca, instalada en la zona industrial de la Parroquia Los Esteros, en la ciudad de Manta, operaba al margen de la ley. Carece de permisos ambientales, de funcionamiento, de vertidos contaminantes y de seguridad contra incendios.

La comisaria municipal, María José Vélez, acudió el día viernes 14 de febrero de 2020 a la planta de la empresa y ordenó su paralización temporal inmediata, apoyada en el informe técnico que previamente había recibido de la Dirección de Gestión Ambiental del GAD municipal de Manta, cuyos expertos inspeccionaron la instalación manufacturera.

La empresa se mantendrá cerrada (con sellos) hasta que sus directivos tramiten y obtengan los permisos de funcionamiento que manda la ordenanza municipal correspondiente.

La comisaria municipal María José Vélez instruye a los policías antes del cierre temporal de Pespaca./ GAD Manta

Durante la inspección a la planta industrial, se comprobó que esta realizaba sus actividades sin medidas de seguridad ni ambientales.

Personal de la Administración municipal de Manta realizó un acercamiento con los directivos de la empacadora y acordó con ellos un plazo de 24 horas antes de poner en vigencia la paralización obligada, pero como los empresarios hicieron la vista gorda y no han dado muestras de querer ceñirse a la ley, la comisaria fue con la Policía Nacional y obligó la suspensión temporal de las actividades de dicha empresa.

La comisaria María José Vélez reveló después que las instalaciones de Pespaca están a cargo de un arrendatario que las administra, la empresa Stroken.

FUENTE: Gobierno municipal de Manta, mediante boletín y fotos.