Cosas curiosas ocurren con el alcantarillado de Manta

El alcantarillado sanitario de la ciudad de Manta (Ecuador) suele ser noticia frecuente por los efectos de su vetustez y deterioro, ya que se tapona e impide que las aguas servidas fluyan, o permite que se desborden en las calles por los pozos de revisión. Eso es lo recurrentemente “normal”, pero en los cuatro últimos días ha dado de qué hablar por estos dos casos curiosos: la inusual sobrecarga de grasas saturadas en la red de la Ciudadela La Aurora y la sorprendente devolución de unas tapas de pozos de revisión que habían sido robadas.

LA EPAM (Empresa Pública Aguas de Manta), responsable de los servicios de agua potable y alcantarillado del cantón, el día miércoles 11 de marzo reportó que “El exceso de grasas, basura y materiales de construcción en el interior de las alcantarillas de aguas servidas en la Ciudadela La Aurora (nororiente), han impedido que los equipos técnicos, con ayuda de dos sifoneros (camiones con bombas succionadoras), puedan limpiarlas y así evitar los reboses que se presentan en este sector.”

Agrega que ese día, “(…) desde las 08h00 hasta las 14h00, las cuadrillas de ambos sifoneros trabajaron en la calle principal, cerca del parque, para retirar los desperdicios, lo que fue imposible.”

Y continúa: “Lo que preocupa a los técnicos de la empresa Aguas de Manta es la gran cantidad de grasas saturadas que tienen en su interior las alcantarillas”, suponiendo que la causa de esto es que “Alrededor del parque hay una variedad de restaurantes y puestos de comida rápida, que deberían tener atrapa grasas”, pero que las tienen.

La EPAM dice finalmente que “A esta novedad se suma el daño del colector secundario, en dos tramos, por lo que en las próximas horas se intervendrá la zona para limpiar el sistema y reparar los daños.”

Devolución de tapas

Funcionarios de la misma EPAM han quedado sorprendidos al ver que dos ciudadanos, Alexis Galarza y Jefferson Loor, se acercaron voluntariamente hasta la oficina de la empresa municipal, el miércoles 11 de marzo, a devolver tres tapas de alcantarillas que, presumiblemente, habían sido sustraídas en el Barrio Córdova, en el centro histórico de la ciudad.

Los dos ciudadanos mencionados dijeron que “Ellos vieron que las tapas estaban escondidas en una esquina del sector; entonces decidieron recuperarlas antes de que alguien llegara a llevárselas para, posiblemente, venderlas en las recicladoras”, contó después la EPAM.

Las tapas devueltas./ EPAM

Alexis Galarza explicó: “Apenas vimos esas tapas ahí escondidas, nos acordamos del video que circuló en redes sociales (el martes), donde dos hombres se estaban robando una tapa de alcantarilla. Entonces quisimos evitar que esto vuelva a ocurrir. Todos los ciudadanos estamos en la obligación de cuidar estos bienes que son de todos los mantenses”.

El video al que hace referencia Galarza fue grabado en Tarqui y muestra a dos sujetos arrastrando la tapa metálica con el fin de venderla. Funcionarios de la empresa, al percatarse de este hecho, interceptaron a los hombres y recuperaron esa tapa.

Cada mes, la EPAM reporta una pérdida de, al menos, 10 tapas de alcantarillas en distintos sectores de la ciudad. Estas piezas, que son de hierro macizo, tienen alto precio en el mercado negro que provee a las empresas dedicadas a reciclar.

FUENTE: EPAM (Manta), mediante boletines y fotos con firma de Gabriel Pazmiño Z., gerente de comunicación.