Varado en México grupo de Coop. Ángel Flores, de FAE. Pide ayuda a Gobierno ecuatoriano para retornar

Pero esta vez, hallándose en ese destino turístico, el Gobierno ecuatoriano decretó la cuarentena nacional para tratar de contener la propagación del nuevo coronavirus y su temible enfermedad llamada COVID-19, lo que incluyó el cierre de aeropuertos para aeronaves procedentes de otros países, así como el impedimento de ingreso a naves marítimas y automotores terrestres. Esto les impidió el retorno en el vuelo que habían reservado para el día jueves 19 de marzo del año en curso.

Cuando supieron del estado de emergencia sanitaria en Ecuador y de la suspensión total de vuelos procedentes del extranjero, dos días previos a su fecha de retorno, intentaron tomar un vuelo extraordinario, pero el alto costo y la falta de cupos les negaron esa posibilidad.

A partir de ahí han debido pasar por toda una odisea, procurando encontrar el modo de regresar al país antes de consumir totalmente sus menguados recursos económicos y antes de que se agudice la cuarentena impuesta a los ecuatorianos a causa de la pandemia. Pero la adversidad les ha ganado la partida.

Han recurrido a la agencia que les organizó el viaje, al Consulado de Ecuador en Cancún, a la Embajada de Ecuador en México… Pero todo han sido negativas. Ante la emergencia se trasladaron a Ciudad de México, para estar más cerca de la embajada ecuatoriana y en busca de alojamiento y alimentación menos costosos. Lo único que han podido lograr, hasta hoy, es el apoyo monetario de la cooperativa que los emplea, que les ha adelantado una porción de los sueldos posteriores.

El grupo de cooperativistas ecuatorianos varado en Ciudad de México, D.F./ FOTO: Cortesía del sargento primero (r.) Giovanni Jiménez, de pie, tercero por la derecha.

En el grupo, liderado por Giovanni Jiménez, sargento primero (en retiro) de la FAE, hay mujeres y niños de pocos años de vida. Todos han debido racionar su alimentación y permanecer encerrados en su respectiva habitación.

Inicialmente pensaron en tomar un vuelo a una ciudad de Colombia o Perú, países vecinos con el Ecuador, para desde allí entrar por tierra a su país. Pero ambos destinos también tuvieron que cerrar sus respectivos aeropuertos por la misma motivación que tuvo el Ecuador. Así que siguen varados en Ciudad de México (Av. Chapultepec N° 346 C.P. 06 700, Col. Roma. Teléf.: 5208 3305 / 5208 1161) a la espera de que el Gobierno ecuatoriano disponga su repatriación.

Demás está decir que están pasando momentos muy amargos. Los adultos son personas que viven de su empleo, con remuneraciones modestas, imposibilitados de costearse por sí solos una larga estancia fuera de sus respectivos hogares en el Ecuador. A eso se añade que ya no pueden turistear, corren el riesgo de perder su ocupación habitual y tienen abandonadas sus familias y viviendas.

Claman al presidente Lenín Moreno Garcés que disponga urgentemente la manera de traerlos de vuelta a casa.