La Judicatura ecuatoriana trabaja mediante videoconferencias

El Consejo de la Judicatura, en pleno, hizo el anuncio en Quito.

El trabajo del Consejo de la Judicatura de Ecuador continúa durante la emergencia sanitaria por la COVID-19. Desde el 16 de marzo pasado, el pleno de este organismo estatal se declaró en sesión permanente y a través de videoconferencias ha mantenido siete reuniones de trabajo en las que se evaluó la situación del sistema judicial y especialmente la de las unidades judiciales que atienden casos de flagrancia. También se abordaron temas administrativos para mantener en funcionamiento a la institución.

La Dirección General, las direcciones nacionales y las direcciones provinciales del ente han mantenido cinco sesiones de trabajo a través de medios telemáticos, y como resultado de esa labor se aprobaron procedimientos para la atención en las 250 unidades judiciales a nivel nacional que tratan infracciones flagrantes.

Solo se atienden casos de acción flagrante

Esta coordinación permitió que en todo el territorio nacional, desde el 16 de marzo hasta el 06 de abril de 2020, se atendieran 1.982 casos de flagrancia. La mayoría en Guayas (358), Manabí (232), Pichincha (161), Esmeraldas (128) y Los Ríos (126), entre otras.

En Guayas, la provincia más afectada por el virus, entre el 27 de marzo y el 06 de abril, se realizaron 48 videos audiencias a través de las cuales los servidores judiciales conocieron causas de flagrancias desde sus domicilios.

Medidas de bioseguridad

La atención en las unidades judiciales ha sido posible, también, por la aplicación del Protocolo de Emergencia Coronavirus COVID-19, a través del cual se dispuso el fortalecimiento de medidas de bioseguridad (uso de mascarillas, alcohol, gel antiséptico), la limpieza y fumigación de las dependencias judiciales, así como políticas para el ingreso restringido de personas a esas instalaciones.

FUENTE: Consejo de la Judicatura (Quito), mediante boletín con firma de su Dirección Nacional de Comunicación. FOTO: Archivo RM.