En Manta su Gobierno municipal refuerza los operativos para controlar el precio justo de varios víveres en los mercados durante la emergencia, porque a pesar de las penurias que ocasiona esta, hay gente desalmada que se aprovecha de la situación y sin justificación aparente eleva los precios hasta exprimir los escuálidos bolsillos de los consumidores.

Anuncios

Las autoridades municipales aseguran que la vigilancia y el control se realizan a diario en los mercados del cantón y que una prueba de ello es la sanción a dos comerciantes minoristas y a uno mayorista, por no respetar las tablas de precios en los centros de abastos.

Se exhibe en el interior de los mercados municipales de Manta./ GAD Manta

A los dos minoristas se les clausuró por 48 horas su respectivo local en el Mercado Central, tras vender la libra de cebolla ($0,75 valor regulado) a 1 dólar y $1,50, respectivamente.

Mientras que al mayorista se lo sancionó por comercializar 45 kg de cebolla en 70 dólares, cuando el precio está fijado en $65.

Los consumidores harían bien revisar los precios antes de acercarse a comprar./ GAD Manta

Entre las medidas de control que aplica la Dirección Municipal de Mercados está la exhibición de pizarras con la cantidad y el valor real de los víveres.

“Las personas conocen el precio y no permiten que se les venda más caro. Con estas medidas los precios se irán regularizando paulatinamente”, dijo Xavier Briones, coordinador de Mercados municipales de Manta.

FUENTE: Gobierno municipal de Manta, mediante boletín y fotos.