Adultos mayores apadrinados para resistir la pandemia

La reacción conmovedora de las personas vulnerables de Manta que están recibiendo la donación de una canasta llena de víveres de parte de un “padrino” voluntario.

Recién emprendía camino desde su casa (La Revancha) hasta su trabajo en Nuevo Tarqui, cuando la llamada del equipo de acción social del Patronato municipal de Manta lo detuvo.

Bolívar Burgos regresó a su casa -un garaje lleno de trastes y materiales de construcción- para recibir la primera ración de alimentos que le enviaba su “padrino”, alguien anónimo que se unió al programa ‘Apadrina una familia’, emprendido por el Comité Ciudadano Público-Privado para ayudar a pasar la emergencia sanitaria a los más vulnerables y necesitados que habitan el cantón.

Los ojos azules de Bolívar brillaban de la emoción. Estaba feliz y un poco apurado porque debía continuar su camino.

Le llevaron la donación hasta su casa./ GAD Manta

Este adulto mayor trabaja pelando cebollas en la zona comercial Nuevo Tarqui, surgida después del terremoto de 2016 para reasentar “temporalmente” a los comerciantes y prestadores de servicios profesionales desplazados del Tarqui antiguo, que llevó la peor parte de los destrozos que el sismo dejó a su paso.

En su apuro por llegar puntual a su trabajo, Bolívar agradeció infinitamente a la persona que le mandó la ayuda y él correspondió con bendiciones. Guardó sus cosas, se despidió y retomó la ruta hacia su puesto laboral. Más de 7 kilómetros le esperaban a su andar, pues el trayecto a su trabajo lo recorre a pie.

Igual que Bolívar, otros adultos mayores -como Manuel Vera y Lastenia Solórzano- fueron los primeros ahijados del programa, que recibirán una canasta llena de alimentos durante nueve semanas continuas.

Al momento ya son 493 familias que están siendo apadrinadas por 100 benefactores, para los que hay bendiciones y agradecimiento inmensos, según dice Manuel Vera, quien no pudo contener el llanto cuando a través de un vídeo le agradeció a su padrino por el apoyo.

“Gracias. Usted no se imagina cuánto estábamos esperando esto, porque ya no teníamos qué comer”, dijo el adulto mayor antes de que el llanto cortara de golpe sus palabras.

La felicidad por el donativo alegró, inclusive, hasta a las mascotas de la familia./ GAD Manta

De su parte, Lastenia señaló que iba a orar mucho por sus padrinos, para que no les falte salud.

La meta del Comité Ciudadano Público-Privado de Manta, con esta cruzada solidaria, es lograr apadrinar a un total de 8 mil familias mientras dure la etapa más restrictiva de la emergencia sanitaria.

Las personas a quienes su voluntad les mueve a cooperar con esta cruzada, solo tienen que hacer clic sobre este link https://solidaria.manta.gob.ec y, al estar frente a la página que se abre, escoger la opción ‘Apadrina una familia’ que les conducirá paso a paso para concretar su apoyo.

FUENTE: Gobierno municipal de Manta, mediante boletín y fotos.