Delitos in fraganti suceden más en Portoviejo

Casos ocurridos en la provincia de Manabí, desde el 16 de marzo hasta el 6 de mayo, según la Dirección provincial del Consejo de la Judicatura.

Mientras se mantenga la emergencia sanitaria por la COVID-19, la Dirección Provincial del Consejo de la Judicatura (CJ) en Manabí ha adoptado medidas para asegurar la continuidad del servicio de justicia.

Por esta razón puso en funcionamiento 30 unidades judiciales en la provincia, en las que 80 jueces brindan atención a casos flagrantes de manera continua, mediante turnos rotativos.

Desde el 16 de marzo hasta el 6 de mayo, se conocieron 446 infracciones flagrantes. Del total de casos, 283 corresponden a la materia penal, 51 a violencia contra la mujer o miembros del núcleo familiar, 38 a tránsito, 12 a adolescentes infractores y 62 contravenciones.

Las dependencias judiciales en las que se atienden más casos de flagrancia, son: Portoviejo con 149, Manta con 69 y El Carmen con 47.

Ante la emergencia, la Judicatura ejecuta protocolos sanitarios de bioseguridad en cada una de las dependencias judiciales, reiterando el compromiso de velar por la vida y la salud de los usuarios que asisten a las unidades judiciales, así como la de quienes sirven en esas dependencias.

FUENTE: Dirección Provincial del Consejo de la Judicatura del Ecuador en Manabí (Portoviejo), mediante boletín y foto con firma de su Unidad de Comunicación. En la foto, la Administración de justicia ha debido echar mano al teletrabajo para atender los casos de flagrancia.