El Día de la Madre alivió la crisis de músicos ecuatorianos

Las “Serenatas a Mamá”, coordinadas por el Ministerio de Cultura, permitieron que unos 2.000 artistas ganaran algo de dinero.

Trabajadores de la cultura, en el campo de las artes musicales y sonoras, ofrecieron las tradicionales serenatas -de manera excepcional por la emergencia sanitaria en todo el territorio nacional- para la celebración del Día de la Madre. Se calcula que unas 2.000 personas, entre artistas y asistentes, tuvieron ocupación remunerada por ese motivo.

Durante los días sábado y domingo, numerosos hijos o esposos pudieron contratar de forma particular este tipo de servicios profesionales, gracias a una autorización del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, condicionada a la observación de un estricto protocolo de bioseguridad y movilización presentado por el Ministerio de Cultura y Patrimonio.

En casa o en sus puestos de trabajo, muchas madres fueron sorprendidas con conciertos musicales, como las serenatas ejecutadas por mariachis, guitarristas y solistas, cuya actividad -al igual que la del resto de artistas- también ha sido afectada por la situación de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2

Para poder realizar sus espectáculos, los músicos cumplieron con varias normas de bioseguridad, como el uso de mascarillas, distanciamiento físico con el resto de artistas (en un número no mayor de 8) y actuar en la parte exterior de los inmuebles, sin aglomeraciones; entre otras.

La jornada permitió un justo y oportuno ingreso económico a estos artistas, que al igual que el resto de trabajadores productivos del país enfrentan la falta de medios económicos ocasionada por el parón laboral y las restricciones de movilidad y aislamiento social impuestas durante la pandemia.

Según el número de formularios inscritos por cada agrupación en el Registro Único de Artistas y Gestores Culturales (RUAC) para acceder a la ruta del Día de la Madre, se han contabilizado alrededor de 558 grupos beneficiarios a escala nacional. Esto supone más de 2.000 artistas que salieron a brindar sus servicios. De entre ellos, 638 se registraron como acompañantes o técnicos. Cada agrupación tuvo, en promedio, 7 presentaciones que, sumadas a escala nacional, contabilizan a cerca de 4.000 familias ecuatorianas que contrataron estos servicios.

El 77 % de presentaciones se realizaron durante el domingo, mientras que el 23 % el sábado.

Durante la mañana del domingo, en el Hospital Pablo Arturo Suárez, ubicado en el norte de Quito, el ‘Mariachi Guadalupano’ compartió un repertorio especial para las doctoras, enfermeras y guardias, todas ellas madres que están en la primera línea para combatir la covid-19.

Javier Gavilánez, vocalista del grupo, asegura que llevan casi dos meses sin poder trabajar y por primera vez atraviesan por esta situación en sus más de 30 años de trayectoria. Agradeció la iniciativa ‘Serenatas a Mamá’ que les permitió trabajar este fin de semana por el ‘Día de la Madre’.

María Ramírez, auxiliar de enfermería del centro médico, indicó que ‘Serenatas a Mamá’ le ha hecho olvidar por un momento estos días complicados, y que es especial compartir el ‘Día de la Madre’ junto a sus compañeras y amigas en su segundo hogar, el Hospital Pablo Arturo Suárez.

Y todo resultó tal como había sido pensado, ya que -por ejemplo- la Policía Nacional no registró ningún incidente relacionado con el desarrollo de las serenatas.

FUENTE: Ministerio de Cultura y Patrimonio del Ecuador (Quito), mediante boletín y foto colgados en su sitio web oficial.