Manta exige edificio nuevo para su hospital público

La exigencia es encabezada por Lucía Fernández Avellaneda, presidenta de la Cámara de Comercio y del Comité Cívico Interinstitucional de Manta./ FOTO: bajada del sitio web de la Cámara de Comercio de Manta

Diversos sectores sociales del cantón, representados en el Comité Cívico Interinstitucional de Manta (CCIM), se han reunido este martes 7 de julio del 2020 en el auditórium de la Cámara de Comercio local, para exigirle al Gobierno ecuatoriano que levante un nuevo edificio destinado al funcionamiento del Hospital Rafael Rodríguez Zambrano. Aducen que el edificio antiguo, construido en los años 80 del siglo XX, quedó mal parado después del terremoto del 2016 y ya no da más.

La reunión, convocada por Lucía Fernández de DeGenna, presidenta del CCIM y de la Cámara de Comercio de Manta, inició evaluando el proceso de remodelación que se desarrolla en estos momentos en el edificio antiguo y que se halla bajo la responsabilidad de la Constructora Vicente Rodríguez, cuyo presidente Héctor Solís también estuvo presente.

Los primeros dardos contra el proyecto de remodelación los lanzó Lucía Fernández, quien -con su acostumbrada euforia- dijo que el costo estimado ($ 1.700) por cada metro cuadrado sin equipamiento es altísimo y además improcedente cuando el país atraviesa por una crisis económica muy aguda, agravada por la pandemia de la COVID-19. Propuso replantearlo, para que se acomode a las necesidades insatisfechas que en materia de salud tiene Manta y sea concordante con la realidad financiera del Estado ecuatoriano.

Después habló Leonardo Cedeño, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí (ULEAM), señalando que el Hospital Rafael Rodríguez Zambrano ha retrocedido en vez de avanzar. Observó que, de 220 camas que disponía, ahora lo están readecuando para solo 180 camas, retroceso más grave cuando es evidente que la población cantonal prácticamente se ha duplicado desde la época en que fue construido ese hospital. Así que su propuesta contundente apunta a un nuevo edificio y no a una limitada remodelación del antiguo.

Julio Villacreses, portovejense miembro de la Comisión Nacional Anticorrupción (CNA), capítulo provincial en Manabí, manifestó que la misma realidad hospitalaria de Manta vive la llamada repotenciación del Hospital Verdi Cevallos (Portoviejo) y la del Napoleón Dávila Córdova (Chone), que también han reducido el número de camas en cada caso. Demandó que se haga conocer públicamente los planes funcionales de todos los hospitales de Manabí.

No faltó la voz de Líder Vélez, asesor jurídico del CCIM), manifestando que si no se transparenta la información sobre el contrato de remodelación, se pedirá su lesividad al Ministerio de Salud para que emita el acuerdo correspondiente.

Después de todas las expresiones vertidas -que fueron numerosas, diversas y en diferentes tonos-, la reunión acordó solicitar al Gobierno nacional una respuesta clara y específica sobre el proyecto de la remodelación en marcha y esperarla hasta el día viernes 10 de julio del 2020.

Mas, como se prevé que dicha información dejará insatisfechos a los comisionados, quedó claro que más adelante apuntarán sus baterías a hacer que el Gobierno nacional sustituya el proyecto de remodelación del edificio viejo con uno para construir otro edificio, que reúna las condiciones necesarias para satisfacer la demanda hospitalaria de Manta y de los cantones vecinos.

Aparte de las personas cuyas expresiones recoge la presente información, también concurrió a la cita el decano de la Facultad de Arquitectura de la ULEAM, Héctor Cedeño y el de Ingeniería Civil, Darío Páez. Los dos, más el decano de Medicina ya mencionado, constituyeron una veeduría técnica para evaluar el proceso de construcción del nuevo edificio para el Hospital Rafael Rodríguez Zambrano.

Otro concurrente es el coordinador zonal del Ministerio de Salud Pública (MSP) en Manabí, José Hernández Quiñónez, pero en la información de nuestra fuente no constan sus palabras.

FUENTE: CCIM (Manta), mediante boletín con firma de Aurora Valle, relacionista pública.