En Manta pulen ordenanza para impedir el servicio de taxis piratas

Taxistas dirigentes participan en el acto de socialización del proyecto de ordenanza./ FOTO: GAD Manta

En el Concejo municipal de Manta (Ecuador) se pule una ordenanza que regula y controla el servicio de taxis en este cantón de la provincia de Manabí, con el objetivo de evitar que el mismo servicio, pero informal o ilegal, opere en el cantón.

Este instrumento legal se construye junto a dirigentes de cooperativas y compañías de taxis. Durante la socialización se han implementado varias observaciones “basadas en criterios que buscan la transformación del taxismo y beneficios para la ciudadanía”, según el criterio de Guillermo Belmonte, director municipal de Tránsito.

Por ello, se corrigen y modifican algunos artículos para presentar el proyecto de ordenanza en el seno del Concejo.

“De parte de los taxistas se han sumado algunas propuestas para mejorar la ordenanza. La intención es beneficiar a usuarios y taxistas”, reveló Belmonte.

Víctor Lucas, presidente de la Cooperativa Universitaria de Taxis, manifestó que se siguen afinando detalles con una participación permanente de su gremio. “Se han tomado las correcciones necesarias y se sigue puliendo la ordenanza para potenciar nuestro servicio en beneficio de la ciudadanía. Y, sobre todo, erradicar el transporte informal”, agregó Lucas.

Dirigieron el acto de socialización del proyecto de ordenanza (El alcalde de Manta es el segundo desde la izquierda)./ FOTO: GAD Manta

Para Vicente Vélez, presidente de la Unión de Operadoras de Taxis Ejecutivos de Manta, este trabajo en conjunto es vital para combatir la informalidad. “Hicimos algunas observaciones que aportarán en la ordenanza. Por ejemplo, pedimos que nuestro permiso de operaciones tenga una vigencia de 10 años”, puntualizó Vélez.

Algunos de los beneficios del proyecto legal, según sus promotores, son: la incorporación de vehículos adaptados para personas con discapacidad; promover la inclusión de mujeres en las nóminas de compañías y cooperativas, como socias, accionistas o conductoras.

Además, la ordenanza incentiva la adquisición de taxis movidos por energía eléctrica, para evitar la contaminación del ambiente; y busca capacitar de manera permanente en atención al cliente y aprendizaje básico del idioma inglés, para ofrecer un servicio de buena calidad, especialmente a los turistas.

El proyecto, titulado “Ordenanza que regula y controla la prestación de servicios de transporte terrestre comercial de taxis”, se encuentra en debate de primera instancia y se afina con la participación de los taxistas, usuarios, Concejo y una comisión de la Dirección Municipal de Tránsito.

FUENTE: Boletín y fotos del Gobierno municipal de Manta.