Gala ecuatoriana de clase mundial: Premios Latinoamérica Verde 2020

Roberto Manrique condujo la gala desde Guayaquil./ DIMITRAKIS

La organización ecuatoriana que desde hace 7 años consecutivos premia las iniciativas públicas y privadas amigables con la naturaleza, Premios Latinoamérica Verde (PLV), dio muestras de sus altas miras y profesionalismo en la reciente gala celebrada nuevamente en Guayaquil, Ecuador, sede original y permanente de este acontecimiento incentivador.

En poco más de 90 minutos desarrolló un acto bien estructurado y pulido, que por la emergencia sanitaria causada por la pandemia de la COVID-19 hubo de ser casi 100 x 100 telemática y no presencial, como en el pasado.

Un maestro de ceremonia brillante, una presentadora radiante y desenfadada, dos cantantes de renombre, una orquesta de lujo, diez celebridades anunciando las iniciativas nominadas y diez altos mandos corporativos anunciando a los triunfadores. Más la precisa dirección de cámaras y la perfecta sincronización de los videos y los audios, lograron una gala de clase mundial.

Con 2.540 aspirantes a uno de los 10 premios en juego, una audiencia de 25 países se mantuvo atenta al desarrollo de la función  transmitida al instante por plataformas digitales. Y las imágenes selectas de la ciudad de Guayaquil sin duda cautivaron a esa audiencia, que vio una urbe de magníficos contrastes entre el esplendor del pasado señorial y la dinámica de la modernidad.

Ocurrió el sábado 22 de agosto del 2020, cuando se hizo conocer a los ganadores de las 10 categorías del premio; y, además, escuchar la intervención musical de artistas reconocidos por su apoyo al cuidado de la naturaleza, como son Fonseca, Carlos Vives y la Orquesta Filarmónica de Guayaquil. 

En el actual contexto de pandemia se decidió apostar exitosamente por la virtualidad y conectividad, llevando al presidente de la organización de los premios, Gustavo Manrique, a señalar que “así se ha borrado definitivamente las barreras geográficas de esta comunidad, que ahora vive y nutre por la red que nos une a todos”.

Esa declaración corrobora el lema del evento: #CambiarEsPosible, potenciado por el mensaje de la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, al destacar el cambio del mundo y haciendo un parangón de esto con el momento en el que hablaba, pues a pesar de encontrarse en un teatro vacío tenía la certeza de que hay mucha gente escuchando y queriendo saber de estos proyectos.

“Necesitamos hacer lo correcto, cada uno desde el lugar donde nos encontremos. La pandemia nos obligó a encerrarnos. El mundo entero vio con asombro cómo las demás especies tuvieron la libertad de salir. Que el mundo nunca más tenga que elegir entre la raza humana y las demás especies”.

CYNTHIA VITERI, ALCALDESA DE GUAYAQUIL

Los presentadores, Roberto Manrique desde Guayaquil y Carmen Villalobos desde Colombia, condujeron la ceremonia para premiar a los ganadores de las 10 categorías alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), entre 2.540 propuestas de 25 países.

De los 30 finalistas, divididos en 10 categorías, Colombia fue el país más galardonado con 6 estatuillas, seguido por Argentina y  Perú, con 2 premios para cada país. 

Las categorías y sus respectivos ganadores, son:

En la categoría AGUA, presentada por el actor Christian Meier, ganó FICOSUCRE, Colombia.

“Ficosucre es un proyecto de intervención ambiental de la Gobernación de Sucre, que busca recuperar cuerpos de agua contaminados del municipio de San Benito Abad, por medio de la fitorremediación, una metodología innovadora y ecológica que utiliza microalgas endémicas para mejorar la calidad del agua. Este proyecto adelanta una caracterización sin antecedentes en Colombia sobre el ecosistema y la calidad del agua. Cuenta con la planta de fitorremediación más grande de Latinoamérica y fomenta el trabajo conjunto de científicos y comunidades para recuperar las ciénagas del municipio.”

En la categoría BOSQUES Y FLORA, presentada por Juan Pablo Raba y Mónica Fonseca, ganó el proyecto de conservación DELFINES CÚPICA, Colombia.

“El Proyecto DELFINES CÚPICA REDD+, es la iniciativa de mitigación de GEI más grande del Pacífico colombiano, que propende por la protección y uso sostenible de los recursos en ecosistemas de manglar y bosques húmedos y muy húmedos de uno de los hotspot globales en biodiversidad, de la cual durante el 2010 – 2018 se redujeron 2’912.143 toneladas de CO2e y se espera una reducción media anual de 375.698 toneladas hasta el 2039. Estas reducciones se materializan con la comercialización de bonos de carbono, insumo económico principal para llevar a cabo los planes de etnodesarrollo que las comunidades afrocolombianas vinculadas han concebido desde su autonomía.”

En la categoría CIUDADES SOSTENIBLES, presentada por Nathalie Keylly, ganó VERDEAGUA, Argentina.

“Verdeagua desarrolla huertas hidropónicas para las familias, huertas que permiten producir alimento en departamentos y terrazas (Más de 1.000 huertas en la ciudad ya funcionando). También desarrollan sistemas hidropónicos con tecnología avanzada, en contenedores e invernaderos que permiten producir alta densidad de alimentos frescos y de alta calidad nutricional.”

En la categoría DESARROLLO HUMANO, presentada por Ismael Cala, ganó TOMI7, Colombia.

“Cerramos la brecha de innovación tecnológica en innovación educativa de países en vía de desarrollo. TOMi7 (…) simula Internet, convirtiendo cualquier pared en pizarra digital, (…) tomando métricas educativas automáticamente, incluso de exámenes físicos usando visión artificial, para luego guiar a los maestros para que puedan crear nuevas y mejores actividades didácticas en el aula, altamente innovadoras.”

En la categoría ENERGÍA, presentada por Roselyn Sánchez, ganó ENERGÍA GRATA, Colombia.

“Energía Grata brinda bienestar a las comunidades rurales del Caribe Colombia a través de energía limpia, asequible y no contaminante. Se trata de soluciones de energía solar asequible, modulares y ajustadas a las necesidades del contexto rural.”

En la categoría FAUNA, presentada por María Gabriela De Faría, ganó MIELES DE LA AMAZONÍA, Colombia.

“Mieles de la Amazonía busca garantizar el servicio de la polinización conservando la diversidad de abejas nativas y la biodiversidad del sur de la Amazonia colombiana. Busca ser una alternativa para la economía familiar y evitar la deforestación. Va dirigido a cazadores de miel, criadores de abejas o personas interesadas en aprender sin distingo de edad o sexo. El proyecto prevé el fortalecimiento de capacidades a través de cursos y asesoría técnica personalizada, genera conocimiento, entrega de colmenas, plántulas, herramientas e insumos básicos y ofrece entrenamiento en fundamentos de gestión empresarial.”

En la categoría FINANZAS SOSTENIBLES, presentada por Esther Acebo (de La Casa de Papel), ganó ECOAHORRO, TU CRÉDITO INTELIGENTE, Perú.

“Ecoahorro, tu crédito inteligente, ha significado en el sistema financiero peruano el primer microcrédito verde. Esto es de gran importancia porque es una práctica voluntaria para las Cajas Municipales y (…) ha significado claramente una nueva línea de negocio, y (…) espera también acompañar la promoción de buenas prácticas ambientales en el segmento Mipyme, y del cual las Cajas Municipales en su conjunto cuentan con una participación del 62 %. Esto, además de la mano de haber ejecutado una estrategia de negocios tomando las necesidades ad hoc al cliente, que se atiende por ejemplo para el caso de mototaxis eléctricos.”

En la categoría MANEJO DE RESIDUOS, presentada por Rafael de la Fuente, ganó CENTRO DE RECICLAJE DE BUENOS AIRES, Argentina.

“El Centro de Reciclaje fue creado con el fin de otorgarle un tratamiento adecuado a diferentes fracciones de residuos (áridos, poda, orgánicos, PET y reciclables).  Desde su creación, se han procesado y reintroducido en la industria cerca de 3’416.577 toneladas de residuos, y concientizado a más de 50.021 personas.”

En la categoría OCÉANOS, presentada por Arturo Islas Allende, ganó HAZLA POR TU OLA, Perú.

“Una campaña innovadora que busca la conservación de olas del Perú como una alternativa innovadora de conservación marina, en el marco de la “Ley de Rompientes”. A través de líderes locales, recaudamos fondos para cubrir el alto costo de los estudios batimétricos para registrar cada ola y hacer efectiva su protección. A la fecha, tenemos alianzas con más de 30 empresas; más de mil ciudadanos están involucrados y hemos logrado recaudar más de 100 mil dólares de la sociedad civil. Ya son 33 rompientes protegidas (868.3 hectáreas), convirtiendo al Perú en el único país con un sistema legal de protección de olas.”

En la categoría PRODUCCIÓN Y CONSUMO RESPONSABLE, presentada por Catalina Droguett, ganó EATCLOUD, Colombia.

EatCloud conecta el ecosistema alimentario, como un puente entre los excedentes de alimentos en perfecto estado, que no se alcanzan a vender o consumir en múltiples canales y las comunidades idóneas que verdaderamente los necesitan en cualquier latitud.”

La séptima edición de PREMIOS LATINOAMÉRICA VERDE ha tenido el apoyo y respaldo del Municipio de Guayaquil y el comité Iniciativa Cívica 200 Años, cuyo presidente del directorio, Jaime Nebot Saadi, manifestó que ha sido un privilegio trabajar con un gran grupo de gente que también “busca defender al planeta con la misma fuerza y el mismo vigor que defiende el desarrollo, el progreso y libertad”.

Antes de la premiación se efectuó la primera Alfombra Verde virtual de moda sostenible, donde Roberto Manrique recalcó que lució el mismo traje de la ceremonia del año anterior con un pin de semillas amazónicas y broche de plata reciclada y desechos tecnológicos, mientras que Carmen Villalobos destacó que su vestido fue hecho de fibras naturales de algodón por mujeres colombianas, procurando que los residuos de la fabricación sirvan para otros productos y que el proceso sea favorable al ambiente, demostrando que la moda, uno de los sectores más contaminantes, puede dar un giro hacia la sostenibilidad.

Finalmente, el presidente de Premios Latinoamérica Verde, Gustavo Manrique, invitó a todos a la entrega del 2021, asegurando que la comunidad seguirá más activa que nunca, pues “las ideas son como la naturaleza: siempre encuentran el camino para seguir adelante”.

FUENTE: Boletín y fotos remitidos por DIMITRAKIS, Agencia de Relaciones Públicas (Guayaquil), con firma de Gabriela Sarmiento.