Empresas deben reportar en plataforma del MSP la historia clínica de sus trabajadores

Acto de socialización, en Manta, de la Política Nacional de la Salud en el Trabajo./ DISTRITO DE SALUD 13D02

45 empresas que se asientan en territorio de los cantones Jaramijó, Manta y Montecristi (suroccidente de la provincia de Manabí, Ecuador), estuvieron representadas en el acto de socialización de la Política Nacional de Salud en el Trabajo y capacitación sobre las historias clínicas ocupacionales, de acuerdo al formato del Ministerio de Salud Pública (MSP).

Las empresas concurrentes pertenecen, unas al ámbito público y las más al privado.

La política nacional de salud se halla en vigencia desde el 26 de abril del 2019 y obliga a que las empresas ingresen los datos de la salud de sus trabajadores a una plataforma electrónica en Internet que permite hacer vigilancia y seguimiento.

Dicha plataforma contiene el Registro de Atención de Salud en el Trabajo (RAST) e incluye el monitoreo del estado de salud actual, identifica los riesgos laborales del trabajador y vigila las recomendaciones realizadas para cada puesto de trabajo.

Certificado de asistencia al acto de socialización de la Política Nacional de Salud en el Trabajo./ DISTRITO DE SALUD 13D02

Esta política nacional está amparada por la Constitución Política del Ecuador, los tratados internacionales correspondientes, la Ley Orgánica de Salud, el Código del Trabajo y otros instrumentos legales. 

Incluye disposiciones que las entidades involucradas, tanto públicas cuanto privadas, deben cumplir para que los trabajadores gocen de su derecho a una buena salud.

Por ejemplo, la empresa cuyo personal sobrepase de 100 trabajadores,  establecerá en su sede un lugar adecuado para brindarles el servicio médico permanente, incluyendo medicina laboral preventiva.

Además, de cada trabajador debe haber una historia clínica única, redactada en términos precisos, comprensibles y completos, procurando conservar la confidencialidad de la información contenida en la historia.

En aquellas empresas cuyos trabajadores estén expuestos a riesgos específicos graves, la obligatoriedad del servicio médico permanente procede con cualquier cantidad de empleados. 

Se consideran actividades de riesgos específicos graves, trabajos como, por ejemplo: aquellos que produzcan concentraciones elevadas de polvo silíceo, manipulación de cuerpos radioactivos o exposición a gases, humos, vapores o nieblas y líquidos tóxicos; tareas que involucren el uso de aire comprimido, ruido continuo, entre otros.

El cumplimiento de esa política estatal es obligatorio y se halla reglamentado por el Ministerio del Trabajo, que tiene las competencias sancionatorias; mientras que el Ministerio de Salud debe vigilar que se haga efectivo.  

Esta es la tercera socialización empresarial respecto de este tema. En el año 2019 se hizo lo mismo en dos ocasiones.

FUENTE: Boletín y fotos remitidos a REVISTA DE MANABÍ por Rebeca Alarcón Mieles, comunicadora pública de la Administración del Distrito de Salud 13D02 que incluye a los cantones Jaramijó, Manta y Montecristi, provincia de Manabí, República del Ecuador.