El “Médico del Barrio” y los grupos vulnerables

El "Médico del Barrio" presta servicio de casa en casa./ DS13D02

Acercar la salud a los grupos vulnerables es uno de los principales objetivos del Ministerio de Salud Pública del Ecuador. Por ello implementó la estrategia de Médico del Barrio, con la finalidad de llegar de manera efectiva a los grupos prioritarios y brindarles atención oportuna.

Un equipo de Médico del Barrio está conformado por un médico, un profesional de enfermería y un técnico de atención primaria. Su función es visitar cada barrio para identificar casos de atención prioritaria y en conjunto con líderes sociales e instituciones públicas resolver los problemas de salud de la población.

En promedio, los equipos de atención extramural (casa a casa) visitan entre 6 y 7 pacientes por día. Según el paciente, se toman entre 45 minutos y una hora; y, en algunos casos, un poco más.

“Nosotros hacemos la evaluación de salud del paciente de manera integral y, según las condiciones en las que viven muchas familias, hacemos el cruce de información a otras instituciones como el MIES”.

VANESSA ANDRADE, profesional de la salud.

El equipo médico que integra la estrategia, agilita la atención en los servicios de salud. Son ellos quienes gestionan las citas en los 31 centros de salud del Distrito 13D02 (Jaramijó, Manta y Montecristi); y, en caso de requerir de un especialista, realizan la referencia al segundo nivel de atención.

Marley Hurtado, técnica en atención primaria de salud, asegura que con el paciente se forma un vínculo más cercano. “(…) mire, cuando uno llega a la casa del paciente, no va llevando solo la búsqueda de salud física o aliviar sus dolencias; uno también se enfoca en hacerles sentir que nos importan, porque eso también sana”.

Mayerly Chávez es un ejemplo de ello. Ella es una de las 13 mil personas en estado vulnerable que son atendidas en casa. Ella tiene discapacidad física y vive en Bajo de la Palma, una comuna ubicada en el Cantón Montecristi. Asegura que la visita del equipo de profesionales incluso se ha vuelto una terapia de amigos. “Mientras me atienden, me preguntan cómo va mi día, cómo están mis clases, cómo me siento de ánimos. Y se siente bien sentir que les importas, más allá de solo darte medicina o revisarte”.

Mayerly también forma parte de las personas que han recibido ayudas técnicas, entregadas 134 en el presente año, entre andadores, sillas con ruedas, bastones, colchones anti escara, etc.

FUENTE: Boletín y foto remitidos a REVISTA DE MANABÍ por Rebeca Alarcón Mieles, comunicadora pública para la Administración del Distrito de Salud 13D02 (Manta), dependencia del Ministerio de Salud Pública del Ecuador.