Ya en funciones, los nuevos magistrados de la Corte Nacional de Justicia del Ecuador

Adelante, el Consejo de la Judicatura organizador del concurso de elección. Atrás, las nuevas juezas y los nuevos jueces./ CJ

El pleno del Consejo de la Judicatura (CJ) del Ecuador posesionó a las nuevas juezas y los nuevos jueces y conjueces de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), ganadores del Concurso Público de Méritos y Oposición, Impugnación y Control Social que se desarrolló durante los últimos meses, en medio de una crisis sanitaria y económica sin precedentes.

La ceremonia correspondiente se desarrolló el día miércoles 3 de febrero del 2021, en Quito. Los nuevos magistrados (mujeres y hombres), son: Milton Enrique Velásquez Díaz y Fabián Patricio Racines Garrido, para la Sala de lo Contencioso Administrativo; Gilda Rosana Morales Ordóñez, para la Sala de Contencioso Tributario; Felipe Esteban Córdova Ochoa, Byron Javier Guillén Zambrano, Walter Samno Macías Fernández y Luis Antonio Rivera Velasco, para la Sala de lo Penal, Penal Militar, Penal Policial, Tránsito, Corrupción y Crimen Organizado; Alejandro Magno Arteaga García y Enma Teresita Tapia Rivera, para la Sala de lo Laboral.

De igual forma, los doctores Luis Adrián Rojas Calle y Mercedes Johanna Caicedo Aldáz asumieron sus funciones como conjuez y conjueza, en su especialidad de lo penal.


Otras informaciones relacionadas:


La presidenta del CJ, María del Carmen Maldonado, tomó el juramento de rigor a la nueva promoción de magistrados y resaltó su trayectoria. “Cumplimos con el país. Con este Concurso, el pleno del CJ ha demostrado que trabaja por la independencia judicial y para ofrecerle a la ciudadanía un servicio de justicia que responda a sus necesidades”, sostuvo Maldonado.

La doctora Maldonado aseguró que este concurso es un proceso inédito por su rigurosidad, especialidad y exigencia, con parámetros internacionales basados en los Principios de Bangalore, que garantizan que solo los mejores profesionales (mujeres y hombres) del Ecuador lleguen a la CNJ gracias a sus propios méritos y conocimientos.

Maldonado recordó la importancia de la objetividad de los jueces, para estar libres de toda influencia interna y externa, de sus propias opiniones, cultura, prejuicios, concepciones éticas o filosóficas, así como de las propias políticas. Subrayó que la independencia es el alma del juez y de todas las virtudes, la más importante para un magistrado.

Por su parte el doctor Pedro Crespo, director general del CJ, indicó que este concurso público fue profesional, exigente y transparente.

Señaló que la vigilancia permanente de la Veeduría Ciudadana y la asesoría técnica de los académicos, ex magistrados y juristas que participaron en los comités de expertos, catedráticos y profesionales, garantizaron la participación de la sociedad civil en el proceso.

A ellos, y a los jueces de la Corte Nacional de Justicia y de las cortes provinciales que integraron los tribunales de recalificación, las autoridades expresaron el más sincero agradecimiento del Consejo de la Judicatura.

En su turno discursivo, Washington Barragán y Tatiana Saud, miembros de la Veeduría Ciudadana, destacaron el apoyo del CJ para la observación de todas las fases del concurso y su importancia para la Función Judicial.

“Con la posesión de los jueces y conjueces de la Corte Nacional de Justicia el país empieza a rescatar la institucionalidad arrebatada. Es grato ver que este proceso honró la carrera y preparación de personas que en otros tiempos no hubieran accedido a estas altas funciones”, dijo el coordinador de la Veeduría.

De su parte, el doctor José Suing Nagua, presidente subrogante de la CNJ, reconoció que, por primera vez en la historia de la Función Judicial, se apostó por la especialidad como pilar fundamental de un proceso de selección de jueces de la más alta instancia de justicia ordinaria del país.

De otro lado, Alejandro Magno Arteaga, juez mejor puntuado, como representante de los nuevos magistrados, dijo que están orgullosos de haber superado un concurso público exigente. “Luego de haber culminado cada una de sus etapas con éxito, ratificamos que fue un proceso limpio y transparente, que cumplió con todos los parámetros que aseguran su alta calidad”, señaló.

Las autoridades del CJ impusieron las togas correspondientes a las nuevas juezas y a los nuevos jueces y conjueces de la CNJ. También se entregaron certificados de reconocimiento a los integrantes de los comités de expertos, de catedráticos, de profesionales, además a quienes conformaron los tribunales de recalificación, por su aporte técnico en este proceso.

El evento al que aludimos fue encabezado por las autoridades del CJ, María del Carmen Maldonado, presidenta; y, vocales, Maribel Barreno, Juan José Morillo y Fausto Murillo Fierro, además del director general del organismo judicial, Pedro Crespo.

También concurrieron: César Solórzano, presidente subrogante de la Asamblea Nacional de la República del Ecuador; José Suing, presidente subrogante de la CNJ; el defensor público general, Ángel Torres; la fiscal general del Estado, Diana Salazar; Francisco Bravo Macías, vicepresidente; e Ibeth Estupiñán Gómez y Hernán Ulloa, consejeros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS); y jueces y conjueces de la CNJ.

Vía Internet pudieron participar, también, Íñigo Salvador Crespo, procurador general del Estado, y varios reconocidos juristas, exmagistrados y catedráticos que, en forma decidida, apoyaron el concurso de selección de las nuevas juezas y los nuevos jueces y conjueces.

FUENTE: Consejo de la Judicatura del Ecuador (Quito), mediante boletín y fotos cursados a REVISTA DE MANABÍ por La Dirección Nacional de Comunicación de aquel Consejo.