Eventos

Un banquero da pautas para levantar los negocios caídos por la COVID-19

Miguel Ebenberger, gerente general del banco ecuatoriano ProCredit, avizora que la reactivación se notará en la segunda mitad del presente año.

El presente año 2021 deja entrever una oportunidad para reactivar aquellos negocios ecuatorianos que se vieron seriamente afectados por la crisis económica exacerbada por la pandemia de la COVID-19.

Si bien durante los últimos meses del 2020 algunos sectores ya percibieron una ligera recuperación, mejorando en algo la liquidez de los negocios, en la mayoría de los casos el inicio de este año sigue siendo desafiante, pero con miras a un futuro mejor.


Otros temas interesantes para leer:


Así lo explica Miguel Ebenberger, gerente general de Banco ProCredit, haciendo notar que, a pesar de que la pandemia continúa, el panorama en cuanto a la recuperación económica para el 2021 es alentador.

“Hay aspectos concretos que apuntan hacia una recuperación. Primero, la entrada de liquidez al país -que inició el último trimestre del 2020 y continuará este año- permitirá desbloquear la cadena de pagos, beneficiando a los negocios al liberarse recursos que se mantenían congelados como cuentas por cobrar. Segundo, las empresas han aprendido a operar en el contexto actual y ofrecer el valor agregado de sus productos o servicios. Tercero, la aplicación de las vacunas desarrolladas contra el Covid-19 será un factor acelerador de la recuperación económica, aunque su impacto positivo sobre la economía probablemente se haga notar recién en la segunda mitad del año”, observa el experto.

Ebenberger asegura que el punto determinante para la recuperación de los negocios en este 2021 será la actitud empresarial y la determinación para transformar las crisis en oportunidades. Para ello, comparte las siguientes pautas a fin de que los negocios puedan mejorar sus perspectivas de reactivación económica en lo que resta del año.

Optimizar la estructura financiera

El punto de partida hacia una recuperación económica es dar un orden a las finanzas. Tareas como reducir gastos innecesarios, mejorar la eficiencia productiva, abrirse a nuevos mercados, reducir pasivos superfluos y, al mismo tiempo, asegurar el acceso a la liquidez requerida para la recuperación del negocio, son fundamentales.

Para Miguel Ebenberger, “…Los negocios que lleven o introduzcan una contabilidad financiera tendrán una ventaja sobre los otros, pues esto les dará más información para tomar decisiones acertadas. En el contexto actual, donde no hay mucha holgura financiera, esto puede ser decisivo para la supervivencia de muchos negocios. Además, llevar las finanzas en orden facilita el acceso al crédito comercial de los bancos, que también puede ser importante para conseguir el financiamiento requerido para la reactivación.” 

Las telecomunicaciones inalámbricas ayudan a impulsar los negocios./ TTK

Agrega que los bancos enfocados en el sector comercial pueden jugar un rol positivo en la reactivación. Si bien la iniciativa debe venir del empresario, la banca -sobre todo los bancos enfocados en el sector comercial- puede facilitar la realización de la iniciativa empresarial, otorgando, primero, la liquidez necesaria para la reactivación, y, luego, financiando inversiones a mayor plazo.

Verificar la relevancia de los productos/servicios ofrecidos

Los consumidores todavía están en proceso de descubrir sus preferencias en la nueva normalidad. Un elemento, posiblemente de naturaleza temporal, es una reducción clara del consumismo. Según el experto consultado, “Ante la reducción repentina y significativa de recursos disponibles, nos hemos enfocado en adquirir los bienes esenciales para cubrir, principalmente, las necesidades de alimentación y salud”.

Sin embargo, Ebenberger explica que es previsible que, al ritmo de la recuperación, se retome un comportamiento pre-pandemia en este aspecto.

Pero hasta que eso ocurra, los negocios deben revisar si sus productos/servicios siguen siendo relevantes en el contexto actual. La misma revisión debe hacerse para la forma en la cual estos productos/servicios se mercadean y entregan al cliente, sea este una empresa o consumidor final.

“Lo que inició con la revolución de los smartphones en términos de la digitalización para el consumidor, definitivamente se va a desarrollar más. Hoy en día podemos cargar nuestro banco, nuestra agencia de viajes y hasta nuestro supermercado o farmacia en el bolsillo. Hemos visto que no necesitamos trasladarnos para todo y que las infraestructuras físicas son menos relevantes para ciertos servicios”, observa Enberbeger.

Invertir en nuevas tecnologías

Existen soluciones tecnológicas que pueden mejorar el valor agregado de los productos/servicios del negocio de manera palpable para el cliente. Invertir en ellas permitirá, en el mejor de los escenarios, abaratar costos y estar a la vanguardia en el mercado.

La tecnología informática es omnipresente al día de hoy./ TTK

“También es importante analizar si hay soluciones tecnológicas que pueden mejorar la eficiencia interna, como, por ejemplo, los procesos productivos y la generación de información financiera y analítica que pueda ser relevante para la dirección del negocio”, explica el gerente general de ProCredit. Añade, empero, que las inversiones tecnológicas no son un fin en sí mismo. Debe estar claro el beneficio que se busca implementar con una solución digitalizada, y que la misma esté al alcance de la capacidad financiera del negocio.

Priorizar el uso de la banca digital

El uso de la banca digital otorga autonomía a las empresas y negocios, transparencia y mejor control de las operaciones que se realizan en el día a día. También permite optimizar el tiempo en la ejecución de las operaciones, pues brinda comodidad y accesibilidad sin restricción horaria. La practicidad, seguridad y rapidez de la banca digital para realizar todo tipo de transacciones también es fundamental en la época actual para optimizar tiempos y procesos.

Formalizar el negocio

La formalización se refiere al proceso de incorporación a la economía formal; es decir, al registro y concesión de licencias por parte de las autoridades públicas, el acceso a la seguridad social para el propietario y sus colaboradores, y al cumplimiento del ordenamiento jurídico vigente en materia de impuestos y legislación laboral. Para Ebenberger, “(…) La transparencia que contrae el negocio con dicha formalización será cada vez más relevante para el éxito del mismo.”

Invertir en la capacitación del personal

Muchas veces se relega a un segundo plano la inversión en capacitación de personal, especialmente cuando se trata de un negocio relativamente pequeño, o cuando se trabaja con presupuestos apretados. Sin embargo, al ser el equipo humano fundamental para la puesta en marcha y el éxito de cualquier proyecto, es muy importante que se destine un porcentaje de sus recursos para capacitarlo en temas que sean de relevancia para el giro del negocio.

“Este elemento puede ser el más importante en el contexto que está surgiendo. Por ejemplo, para entender y así aprovechar las oportunidades que ofrece la digitalización”, recalca el experto. Esto aportará algunos beneficios a corto, mediano y largo plazos, como el ahorro de tiempo y dinero, el incremento del nivel de talento dentro del negocio, y la mejora del ambiente laboral.


FUENTE: Agencia Taktikee -TTK- (Quito, Ecuador), mediante boletín y fotos con firma de su ejecutiva de cuentas, Adriana Gruezo, que los remitió a REVISTA DE MANABÍ.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .