Eventos

El “trabajo social” en Hospital Portoviejo del IESS

Breve relato de las responsabilidades que cumplen las trabajadoras sociales de esa casa de salud en estos tiempos de la pandemia COVID-19.

Por Margarita Pérez Verduga*

Alix Manrique, una de las trabajadoras sociales del Hospital General Portoviejo, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), avanza rauda por el corredor hasta el área de Emergencia, donde la espera el familiar de una paciente que necesita realizarse algunos exámenes.

En el lugar conversa con un médico sobre el estado de la paciente; después, ingresa y conversa con esta, quien desde esa madrugada siente un malestar.

Con palabras tranquilizadoras, la trabajadora social escucha los requerimientos de la usuaria -quiere que dejen ingresar a la hija-, y ella le explica: “Solo dos minutos, ya que esta medida se adoptó por el tema de bioseguridad. No pueden estar familiares dentro de Emergencia”.

En el Hospital General Portoviejo se cuenta con 4 trabajadoras sociales, responsable de canalizar los trámites internos que requieren los afiliados al IESS que se sirven del hospital.

Gisella Pita, responsable del área, señaló que diariamente realizan visitas en las áreas de Hospitalización, Consulta Externa, Unidad de Cuidados Intensivos y Emergencia Respiratoria. Coordinan la transferencia de pacientes que necesitan traslado en ambulancia, se encargan de canalizar la entrega de medicinas a domicilio, entre otras actividades.

“Nosotras tenemos contacto directo con los asegurados y sus familiares, para atenderles de manera correcta y orientarles en lo que necesitan cuando están en esta casa de salud”, explicó Gisella, mientras atendía a los usuarios a través de una ventanilla.

En la actualidad, la mayoría de los trámites que ocupan al personal de trabajo social es la dotación de oxígeno a domicilio a pacientes que fueron afectados por la COVID-19. También receptan y gestionan las solicitudes para la entrega del gas medicinal a quien lo necesita.

Otra labor importante a cargo de las trabajadoras sociales, en esta época de pandemia, es brindar alivio emocional a los pacientes con COVID-19. Lo hacen a través de video llamadas para contactarse con sus familiares.

Pita explicó que en muchas ocasiones los pacientes que no han sido intubados quieren conversar con sus familiares. Estos diálogos son emocionantes y arrancan muchas lágrimas, reveló la trabajadora social.

Rosario hizo un trámite para que su esposo reciba oxígeno a domicilio. Llevó los documentos a Trabajo Social donde la atendieron y le entregaron el producto medicinal para que su esposo recupere totalmente la salud.

“Estoy a la espera que me devuelvan los documentos sumillados para recibir el oxígeno. La atención que me han dado en el hospital ha sido buena; me explicaron todo y me voy contenta”, dijo la señora al terminar el trámite en Trabajo Social.


* Comunicadora pública para el Hospital General Portoviejo, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .