Unión Europea y socios impulsan la vacunación de pueblos indígenas ecuatorianos

FOTO: cortesía Fondo Ecuatoriano Populorum Progressio (FEPP) / Atrevia

Es un trabajo coordinado entre varias instituciones ecuatorianas y extranjeras, que ha permitido llevar las vacunas anti COVID-19 hasta las poblaciones indígenas más apartadas de la región amazónica, desde el occidente hasta el oriente de la parte norte del Ecuador.

La coordinación es con el Ministerio de Salud Pública (MSP); la Unión Europea en Ecuador a través del Fondo de Emergencia para los Derechos Humanos de Bruselas, en conjunto con la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos y el Fondo Ecuatoriano Populorum Progressio (FEPP).

Con la contribución de todas esas instituciones se impulsa el plan de vacunación para las nacionalidades indígenas y pueblos de las provincias de Esmeraldas, Carchi, Sucumbíos y Orellana.

Un total de 45 comunidades pertenecientes a las nacionalidades Waorani, Kichwa de la Amazonía, Cofán, Siona, Secoya, Shuar, Chachi, Awá, Ëpera y el pueblo afrodescendiente, serán beneficiadas con esta iniciativa.

La acción se lleva a cabo en el marco del proyecto “Protección de defensores y defensoras de los derechos humanos de los pueblos indígenas y pueblos afrodescendientes y de sus comunidades, para la defensa de la vida y ante la exacerbación de las amenazas generadas por actores externos en el contexto de la pandemia del Covid 19”, cuya principal línea de acción es el apoyo a las comunidades para que accedan a los servicios públicos de salud. 

Fotografía cortesía Fondo Ecuatoriano Populorum Progressio (FEPP) / Atrevia

Para ello se ha establecido un acuerdo con el MSP, para contar con información epidemiológica sobre la incidencia de la COVID-19 en estas comunidades, para verificar el estado de la pandemia;  se ha dotado de implementos médicos a varios centros de salud de la red del MSP y se ha promovido la vacunación mediante visitas y charlas del personal del Ministerio.

Esta cooperación interinstitucional ha permitido el proceso de vacunación para las comunidades Waorani, comenzando por las más alejadas, las de Twino y Bataboro que se encuentran al final de la Vía Auca, y las que habitan en los ríos Shiripuno y Cononaco, que se encuentran en la Zona Intangible Tagaeri-Taromenane.

En este proceso han participado la Dirección de Seguimiento y Monitoreo de Protección a Pueblos Indígenas en Aislamiento Voluntario, de la Secretaría de Derechos Humanos; el GAD parroquial de Cononaco; la organización de la Nacionalidad Waorani del Ecuador (NAWE); el FEPP; Hivos; y Fundación Ríos. También hubo apoyo de las gobernaciones de Orellana y Pastaza y las fuerzas armadas del Ecuador.

Para la Unión Europea es prioritario el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas, la protección de sus territorios, el respeto a su forma de vida y saberes, y la garantía y promoción de un sistema de salud, por lo que con esta iniciativa reitera su compromiso con estas comunidades.

FUENTE: Comunicado y fotos de la Delegación de la Unión Europea en Ecuador (Quito), remitidos a REVISTA DE MANABÍ a través de la agencia de comunicaciones Atrevia, con firma de Adrián Durán.