Conociendo la gastroparesia, “parálisis parcial del estómago”

Las mujeres son las principales víctimas de la gastroparesia. / Cleveland Clinic / Atrevia

La gastroparesia es una enfermedad poco conocida, por ser un misterioso trastorno estomacal.

Esta patología significa “parálisis parcial del estómago”; es decir, que este órgano no puede vaciarse de los alimentos de una forma normal. Esta afección es común en personas que han tenido diabetes durante mucho tiempo, pero también puede ocurrir en otros casos médicos.

Para el gastroenterólogo Michael Cline, de Cleveland Clinic, la gastroparesia se puede diagnosticar erróneamente y, en ocasiones, se confunde con una úlcera, acidez de estómago o una reacción alérgica. Los síntomas más comunes son: náuseas, vómitos, dolor abdominal, sensación de llenura, hinchazón, falta de apetito y pérdida de peso y control deficiente del azúcar en la sangre.

¿Qué causa la gastroparesia?

La gastroparesia es causada por una lesión nerviosa, incluido el daño del nervio vago. En su estado normal, el nervio vago contrae (aprieta) los músculos del estómago para ayudar a mover los alimentos a través del tracto digestivo. En los casos de gastroparesia, la diabetes daña el nervio vago. Esto evita que los músculos del estómago y el intestino funcionen correctamente, lo que evita que los alimentos se muevan del estómago a los intestinos.

El especialista señala que existen otras causas de gastroparesia, tales como: infecciones virales, cirugía gástrica (abdominal) con lesión del nervio vago, analgésicos narcóticos (utilizados cuando el dolor es intenso y bajo prescripción médica) y algunos antidepresivos, amiloidosis (trastorno proteico) y esclerodermia, un trastorno del tejido conectivo que afecta la piel, los vasos sanguíneos, los músculos esqueléticos y los órganos internos).

FOTO: Cleveland Clinic 7 Atrevia

Esta enfermedad se ha detectado más en pacientes de sexo femenino. De hecho, la cantidad de mujeres jóvenes con gastroparesia se duplica cada año (desde 2014). En muchos de estos casos, las pacientes tienen enfermedades como tiroides, artritis reumatoide o lupus.

¿Cuáles son las complicaciones de esta enfermedad?

La gastroparesia puede causar varios problemas en el organismo:

1.    Los alimentos que permanecen en el estómago demasiado tiempo pueden fermentar, lo que puede generar el crecimiento de bacterias.

2.    Los alimentos en el estómago pueden endurecerse y convertirse en una masa sólida llamada bezoar. Los bezoares pueden causar obstrucciones en el estómago que impiden que los alimentos pasen al intestino delgado.

3.    Las personas que tienen diabetes y gastroparesia también pueden tener otros problemas, porque los niveles de glucosa en sangre aumentan rápidamente cuando los alimentos finalmente salen del estómago y entran en el intestino delgado.

4.    Deshidratación

5.    Mala nutrición

¿Cómo se diagnostica la gastroparesia?

Las pruebas necesarias para detectar esta enfermedad, son: exámenes físicos, análisis de sangre, incluyendo los niveles de azúcar en sangre. Así también, se utilizan otras opciones, como:

  • ·         Un estudio de vaciado gástrico sólido de cuatro horas: se trata de una prueba para determinar el tiempo que tarda una comida en moverse por el estómago.
  • ·         SmartPill es una cápsula que contiene un pequeño dispositivo electrónico. El paciente traga la cápsula y, a medida que se mueve a través de su tracto digestivo, envía información a un receptor que está usando sobre la rapidez con que los alimentos viajan a través del tracto digestivo.

Consejos claves para tratar esta enfermedad

Una de las mejores formas de ayudar a controlar los síntomas de la gastroparesia es cambiar los hábitos alimenticios diarios. Por ejemplo, en lugar de tres comidas al día, se puede consumir seis comidas pequeñas. De esta manera, hay menos comida en el estómago, lo cual producirá que la persona no se sienta tan llena y sea mucho más fácil digerir la comida.

Otro factor importante es la textura de los alimentos, se recomienda que los líquidos y residuos sean menores; por ejemplo, comer puré de manzana en lugar de manzanas enteras con cáscara. Finalmente, se aconseja evitar los alimentos con alto contenido de grasas, ya que estos pueden ralentizar la digestión; y la fibra que es difícil de digerir para los pacientes que tienen esta enfermedad. 

FUENTE: Comunicado y fotos con firma de de Cleveland Clinic (Florida, Estados Unidos), remitidos a REVISTA DE MANABÍ mediante la agencia de comunicaciones Atrevia, Quito, Ecuador.