La decisión se hizo pública tras reciente acto llamado “Registratón Auscem (Acuerdo de Uso Sostenible y Custodia del Ecosistema Manglar)”.

El Gobierno ecuatoriano trata de impedir que prosiga el deterioro de los manglares del país, perjudicados por la explotación desaprensiva con fines comerciales e industriales. Está confiando la preservación de estos ecosistemas a las comunidades circundantes que aprovechan los cangrejos y otros crustáceos que se reproducen allí.

Los manglares constituyen la vegetación situada en la orilla del mar donde hay algún estuario o desembocadura de río de agua dulce, y son indispensables para el correcto funcionamiento del ecosistema global. Protegen la costa evitando que las olas marinas, el viento y los huracanes la erosionen, aparte de ser el hábitat natural de muchas especies de aves, moluscos, peces y crustáceos, como el cangrejo, que sustentan la vida humana.

La madera de sus árboles, de gran resistencia y durabilidad, es muy apreciada debido a su versatilidad para usos múltiples, pero esto ha llevado a una tala excesiva, en algunos casos de difícil reversión.

En años recientes el daño alcanzó niveles devastadores a causa de la tala incontrolada para construir piscinas camaroneras.

“Registratón Auscem”

De ahí que al Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica se le haya ocurrido la idea de organizar el primer “Registratón Auscem (Acuerdo de Uso Sostenible y Custodia del Ecosistema Manglar)”, desarrollado con apoyo del programa REM (Reserva Ecuatoriana de Manglares) Ecuador, con el fin de garantizar la conservación, protección, aprovechamiento, uso sostenible y mantenimiento del ecosistema de manglar en Guayas, El Oro y Manabí.

Para echarlo a andar hubo recientemente un acto encabezado por Bianca Dáger, viceministra de Ambiente, y Glenda Ortega, subsecretaria de Patrimonio Natural.

En Guayas se contó con la participación de 36 custodios de este ecosistema y se otorgaron dos acuerdos de Uso Sostenible y Custodia del Ecosistema de Manglar: uno a favor de la Asociación de Pescadores de Puerto Safando, que asume la custodia de 531,94 hectáreas de manglar; y otro a favor de la Cooperativa de Producción Artesanal El Paraíso del Cangrejo, que aceptó custodiar 2.919,18 hectáreas de manglar.

“Este Ministerio está abierto y gustoso de trabajar en equipo para construir un país productivo, pero verde. Sabemos que este ecosistema se encuentra amenazado de muchas maneras, pero si unimos esfuerzos lograremos mejorar su conservación. Por esta razón invitamos a las comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades ancestrales a que soliciten y tramiten la custodia y uso sostenible del manglar”, propuso la viceministra Dáger.

En Manabí participaron 8 socios pertenecientes a las cuatro organizaciones custodias de manglar ubicadas en el Refugio de Vida Silvestre Isla Corazón y Fragatas, con el objetivo de revisar los expedientes que buscan obtener o renovar sus acuerdos y socializar el procedimiento actual para otorgar los AUSCEM y el borrador de Normativa para otorgar estos acuerdos con base en la nueva institucionalidad de la autoridad ambiental nacional.

“Los manglares son sumamente importantes para la conservación, pero también para el desarrollo de la economía del país; por esta razón nos comprometemos junto a ustedes a trabajar de manera conjunta en el fortalecimiento y manejo sustentable de este ecosistema», afirmó la subsecretaria Ortega.

Y añadió: “Esta cartera de Estado ha entregado en la provincia de Manabí 585,46 hectáreas de manglar en custodia, mientras que a nivel nacional, hasta la fecha, hemos entregado 63 acuerdos en total, logrando mantener bajo conservación, mediante esta herramienta, 75.559,48 hectáreas, con un total de 1.162 beneficiarios directos y 4.648 usuarios indirectos”.

FUENTE: Aportes de un comunicado, más foto, enviados desde Quito (Ecuador) por la Dirección de Comunicación Social del Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica.