Son tantos y tan complejos los casos sometidos a veredicto de la Justicia ecuatoriana, que el personal que los tramita no siempre se alcanza para todos. Es lo que ocurre actualmente con los fiscales y agentes fiscales de algunas provincias, para las que el Consejo de la Judicatura ha debido seleccionar y nombrar funcionarios temporales.

Reunido en sesión ordinaria 123-2021, el pleno del Consejo de la Judicatura aprobó, por unanimidad, la Resolución 201-2021 mediante la cual nombra 29 agentes fiscales temporales, categoría uno.

El documento, aprobado el 30 de noviembre del 2021, establece que los nuevos servidores laborarán en las provincias de Guayas (6), Pichincha (8), Manabí (2), Los Ríos (2), Esmeraldas (1), Orellana (2), Loja (1), Cañar (1), Pastaza (1), Cotopaxi (1), Morona Santiago (1), Napo (1), Bolívar (1) y Zamora Chinchipe (1).

Dicho nombramiento, según la Judicatura, se realizó en estricto orden de puntuación, con base en el correspondiente informe técnico remitido por la Fiscalía General del Estado, institución responsable de ejecutar las fases de convocatoria, postulación, calificación y selección del proceso.

De igual forma, añade la Judicatura, el nombramiento se aprobó tomando en cuenta lo que establecen las resoluciones 070 – 2021, 098 – 2021 y 127 -2021, con las cuales se determinó la necesidad extraordinaria de nombrar fiscales y agentes fiscales temporales. Así que se expidió el instructivo para la selección y nombramiento de los servidores y se declaró el inicio del proceso.

La misma Judicatura afirma que los fiscales designados para ocupar ese cargo, cumplieron los requisitos señalados en los artículos 37, 41 y 55 del Código Orgánico de la Función Judicial. Entre otras cosas, alcanzaron la calificación exigida en el instructivo (40 puntos, mínimo y 50, máximo).

FUENTE: Comunicado del Consejo de la Judicatura del Ecuador (Quito), firmado y remitido por su Dirección Nacional de Comunicación Social.