El Día Internacional de Charles Darwin, el científico inglés que después de explorar las Islas Galápagos (Ecuador) formuló su famosa teoría de la evolución de las especies, se conmemora cada 12 de febrero para honrar la memoria de aquel personaje nacido en igual fecha del año 1809. La conmemoración reivindica su vida y obra, por ser uno de los científicos más importantes del siglo XIX.

A través de la ciencia, Charles Darwin contribuyó con grandes descubrimientos, siendo el más importante su teoría de la evolución, entendiendo que las especies cambian de forma natural durante millones de años para adaptarse a su entorno. Para llegar a esta conclusión, que revolucionó el mundo, el científico tuvo que realizar una larga expedición que finalmente lo llevó a escribir su obra más importante: «El origen de las especies».

Sendero de observación en una de las Islas Galápagos de Ecuador. / FOTO: Metropolitan Touring / Effective

Darwin inició su viaje el 27 de septiembre de 1831, en el famoso HMS Beagle que lo llevó a las Islas Galápagos en septiembre y octubre de 1835. Para 1859, 24 años después de culminar su expedición, Charles Darwin publica su trabajo principal, «El origen de las especies por medio de la selección natural», que hasta el día de hoy continúa siendo un referente científico en la biología evolutiva.

En 1959, después de 124 años de la visita del científico a las islas, se crea la Fundación Charles Darwin y el Parque Nacional Galápagos, con el objetivo de conservar los ecosistemas únicos del archipiélago; y en 1998 se establece la Reserva Marina de Galápagos, convirtiéndose en la segunda más grande del mundo.

FOTO: Metropolitan Touring / Effective

Galápagos, la conocida inspiración de Darwin, está localizada a casi 1.000 kilómetros de la costa de Ecuador. Es de origen volcánico y está conformada por trece islas mayores de más de 10 km², seis islas medianas y 215 pequeños islotes, además de numerosas formaciones rocosas de unos pocos metros cuadrados. Un paraíso sin igual que continúa siendo la fascinación de exploradores y científicos a nivel mundial.

Curiosamente, fue también un 12 de febrero, pero de 1832, que el Ecuador tomó posesión oficial de las islas, declarándolas como “Archipiélago del Ecuador” e integrándolas al territorio ecuatoriano. Fue la Isla Floreana la escogida para izar la bandera tricolor por primera vez.

Precisamente esta es una época especial para conocer y experimentar la belleza de este lugar, sobre todo en esta temporada de clima caliente que trae consigo muchas actividades por realizar, como por ejemplo caminatas, snorkeling, kayak, up paddle (surf de remo) y más.

La temporada de calor es ideal para los deportes acuáticos en Galápagos. / FOTO: Metropolitan Touring / Effective

En la estación caliente, cuando las aguas son más cristalinas que nunca, se pueden observar las especies migratorias del norte, que escapan del invierno hacia latitudes tropicales. Este también será un momento único, pues solo en los tres primeros meses del año las islas adquieren un color verde tropical y se llenan de vegetación.

Descubrir la magia de Galápagos, entender su entorno, cuidarlo y respetarlo es el mejor reconocimiento a Charles Darwin, quien quedó fascinado desde el primer día que conoció el archipiélago y por ello enfocó todo su esfuerzo en comprender a las magníficas criaturas que habitan en esta región volcánica de alto valor para el Ecuador y el mundo. 

FUENTE: Metropolitan Touring (Quito, Ecuador), mediante boletín para medios fechado el 11 de febrero del 2022 y remitido, con las fotos adjuntas, por intermedio de la Agencia de Relaciones Públicas Effective, con firma de Eileen Guerra (098 468 0801 – eguerra@effective.com.ec).

100 años de Manta (1922 – 2022).