Según información del Gobierno municipal de Manta (Ecuador), con la instalación de tres bloques de concreto, desmontables, sobre el piso de la Calle J-1 en el Barrio Jocay, esta semana se solucionará definitivamente el problema causado por la débil protección del ducto de aguas lluvias.

En el sitio se habían colocado provisionalmente unas placas metálicas, para evitar el hundimiento del piso al ducto cajón ubicado a la altura de la Federación de Artesanos y que lleva aguas lluvias hacia la desembocadura del Río Manta.

El cambio de estructuras, que inició el 9 de febrero, tomará un máximo de cuatro días. Para no interrumpir el tránsito vehicular, los trabajos son nocturnos y en un solo carril para dejar el otro habilitado al paso de los automotores.

Las tapas metálicas que serán reemplazadas en la Calle J-1 del Barrio Jocay. / FOTO: GAD municipal / Manta

Este trabajo, además de asegurar el ducto y mantener transitable la vía, favorece a la gran cantidad de automotores que circulan diariamente por esta ruta, entre ellas las unidades de siete líneas de buses urbanos.

Además, se eliminan las vibraciones que provocaba a las viviendas, así como la posibilidad de accidentes causados por los automotores al tratar de esquivar las placas metálicas.

FUENTE: Gobierno Autónomo Descentralizado (GAD) del Cantón Manta (Provincia de Manabí, República del Ecuador), mediante boletín para medios fechado el 10 de febrero del 2022 y remitido, con las fotos que se muestran, por la periodista Gema Arteaga Briones, relacionista pública para esa entidad municipal.

100 años de Manta (1922 – 2022).