Así lo demuestran las sesiones mediadoras de la Función Judicial en la provincia de Manabí, que durante 2022 ahorraron más de 800 mil dólares en administración de justicia.

Este contenido es parte de REVISTA DE MANABÍ

Según reporta la oficina del Consejo de la Judicatura en Portoviejo, provincia de Manabí (Ecuador), las 18 oficinas de la Función Judicial que prestan servicios públicos de mediación en esta jurisdicción, permitieron que el Estado ahorre 884.228 dólares en los 1.996 acuerdos alcanzados durante 2022.

Ese ahorro es porque la mediación reduce el ingreso de procesos a las unidades judiciales y aporta al descongestionamiento del sistema de justicia. Más claramente: utiliza muchísimo menos personal especializado que recibe sueldo y ocupa menos espacio físico con equipamiento, porque el trámite es sencillo y rápido.

Pero lo más importante de la mediación es que posibilita que las partes en conflicto resuelvan sus diferencias de manera conciliatoria y amistosa, sin guardar sospechas, resentimientos o rencores.

Según el Centro Nacional de Mediación, en el año 2022 las oficinas que brindan este servicio a nivel provincial tramitaron 2.666 casos, se instalaron un total de 2.050 audiencias y se lograron acuerdos en el 97.37 % de ellas. Los casos más numerosos corresponden a materia de familia (1.732), civil (640) y laboral (139).

De los cantones con mayor número de casos registrados, Manta lidera la lista con un total de 630 casos, seguido de Chone con 480, Portoviejo con 324, Montecristi con 257 y El Carmen con 138.

El director provincial del Consejo de la Judicatura en Manabí, Geovanny Gorozabel, indicó que la razón de ser de esta institución es trabajar permanentemente para garantizar el acceso de los ciudadanos a los servicios de justicia; y precisó que la cobertura de las oficinas de mediación es cada vez más efectiva, debido a las campañas de socialización que se realizan a nivel provincial.

Se ha logrado que cada vez más ciudadanos acudan a resolver sus conflictos usando esta alternativa”, afirmó Gorozabel.

En Manabí hay 15 mediadores que atienden en las 18 oficinas ubicadas en la provincia y repartidas así: en Manta 2; en Montecristi, Portoviejo, Pichincha, Puerto López, Pedernales, Rocafuerte, Sucre, Santa Ana, Tosagua, Chone, El Carmen, Calceta, Jama, Junín, Jipijapa, y Flavio Alfaro, solo 1 por cada cantón. En los cantones que no cuentan con este servicio, los casos a mediar se atienden a través de jornadas itinerantes previamente coordinadas.

Con la mediación, que no requiere de abogados patrocinadores, se pueden solucionar -de modo ágil- casos de fijación, aumento o disminución de pensiones alimenticias; régimen de visitas a padres o hijos de parejas separadas; alimentos para la mujer embarazada; liquidación de haberes laborales; forma de pago de sueldos atrasados; incumplimiento de contratos; inquilinato; deudas; procesos de conciliación en materia de tránsito sin resultado de muerte, entre otros.

El ahorro generado por la mediación se calcula en función de la optimización de recursos, ya que los casos atendidos en una dependencia judicial requieren, al menos, de un juez, un secretario y un ayudante judicial.

Para mediar un conflicto entre dos partes, solo se necesita de un mediador. El tiempo que tarda una audiencia se reduce. Incluso, estos asuntos pueden ser resueltos en cuestión de minutos. Finalmente, los costos en que incurre un proceso de mediación son mínimos; y, en algunos casos no tienen costo.

FUENTE: Boletín emitido por la Unidad de Comunicación Social de la Dirección Provincial del Consejo de la Judicatura en Manabí (Portoviejo, Ecuador).