El siguiente es un aporte al conocimiento público de los ecuatorianos, cortesía del Grupo Corporativo Sedemi con asiento matriz en la ciudad de Quito.*

Este contenido es parte de REVISTA DE MANABÍ

La construcción es una industria desafiante marcada por tendencias que evolucionan y se reinventan cada año, guiando a la sociedad hacia un futuro de procesos digitalizados, pero sujetos a la imperiosa necesidad de preservar al máximo el ambiente natural de cada zona donde se construye.

Los métodos de edificación han estado adaptándose a los cambios sociales y económicos, así como a las nuevas demandas del mercado y a la creciente preocupación por el medio ambiente. 

Y, de seguro, lo que ocurra en el presente año 2023 no será la excepción, por lo que conviene prestar atención a las seis tendencias que marcarán la construcción en Ecuador. Son las siguientes:

Conciencia ambiental: En un mundo más preocupado por el medio ambiente, la industria de la construcción debe estar alineada a los nuevos paradigmas, razón por la cual la gente busca proyectos que sean verdaderamente sostenibles y cuidadosos con la naturaleza; por ejemplo, utilizando materiales reciclables, como el acero estructural, que genera poco impacto ambiental y es 100 % reutilizable.

En la actualidad los proyectos de construcción apuestan por un manejo más racional de recursos, como el agua y la electricidad. Es por ello que durante 2023 se fomentará el uso de sistemas de reutilización de agua, aprovechamiento de aguas lluvias, optimización energética por medio de paneles solares o generación de energía eólica, que además de reducir costos generarán un impacto positivo sobre la huella ambiental.

Automatización: El uso de tecnologías avanzadas -como la robótica, inteligencia artificial, drones, impresión 3D y nanotecnología- será parte del país y el mundo en el 2023, y la construcción es el sector ideal para aplicarlas.

Durante años se ha visto el manejo de la construcción 4.0, la cual continuará en constante evolución para realizar procesos como la verificación de estándares de seguridad, ahorrar costos en mano de obra y garantizar que los proyectos estén construidos cumpliendo de manera precisa con las especificaciones, además de ser perdurables en el tiempo.

FOTO: Cortesía de Sedemi / Effective / Quito

Tecnología BIM y Realidad Virtual: La metodología BIM es un proceso por medio del cual se crea un modelo 3D de una infraestructura, para verificar su representación digital e identificar la interacción entre la arquitectura y las diferentes disciplinas de la ingeniería. A medida que la industria de la construcción crece y evoluciona, esta tendencia se hace más popular y es utilizada en Ecuador, permitiendo a los arquitectos e ingenieros planificar, diseñar y construir una estructura a escala simulada, ahorrando tiempo y costos.

El próximo año no será la excepción y sin duda habrá una mejora de los procesos digitales, además de contar con la realidad virtual de planos para construcciones.

Analítica y Big Data: Gracias a la creciente necesidad por ahorrar costos, materiales y tiempo, el Big Data se posiciona como una arista favorita de las grandes constructoras. Por ejemplo, analizar los datos de consumo de energía y fuentes puede ayudar a una mejor comprensión de su uso y plantear estrategias que optimicen su utilización para disminuir emisiones que dañen el ambiente.

Construcción Modular: Sin duda, si hay algo que esté marcando tendencias a puertas del 2023 es la construcción modular, una alternativa eficaz que utiliza componentes prefabricados que se ensamblan para ser posteriormente armados en el sitio de la obra. No requiere agua y genera una mínima cantidad de residuos, razón por la que es amigable con el medio ambiente. Además, los tiempos de construcción son menores, lo que favorece los costos y los procesos de control de calidad.

Espacios luminosos y multifuncionales: Tanto en viviendas, como oficinas, los espacios abiertos y multifuncionales se han vuelto una tendencia, donde los diseños de construcción amplios, luminosos y flexibles logran transmitir una sensación de holgura, integrando diferentes espacios en uno.

* Este artículo fue remitido a través de la agencia de relaciones públicas Effective, con firma de Eileen Guerra.