El nombre de este cantón, situado en la parte central del hermoso valle que es la provincia de Manabí, perenniza el recuerdo de las heroicas gestas libertadoras de Simón Bolívar, mentor de la utópica unión gran colombiana. Y la belleza paisajística de su territorio, unida a la proverbial nobleza de su gente hospitalaria, complementan las altas miras de lustre y magnificencia pensadas al adjudicarse la identidad del prócer latinoamericano.