Una cortísima e interesante historia de cómo un grupo de niñitos ha sido preparado, en un Centro de Desarrollo Infantil, para que vayan por primera vez a la escuela con gusto e interés.

Lo supimos al visitar la segunda casa abierta por el Centro de Desarrollo Infantil (CDI) del Patronato municipal de Manta. Niños y niñas que asisten diariamente a esta unidad de cuidados y afectos, demostraron una conducta impresionante de soltura y extraversión, propia de quien se siente protegido y querido.

Rocío Álvarez, responsable del Centro, lo explicó así:

“La casa abierta tiene como finalidad que los alumnos de 2 años en adelante y que están próximos a entrar a la etapa inicial en la escuela, tengan la habilidad de ampliar sus destrezas, siendo diferentes a los niños que normalmente ingresan a la etapa inicial con temores a los adultos. La finalidad de este evento es demostrar que los niños son independientes, con todo lo aprendido en las aulas de clases”.

Esa visión fue ampliada por la directora ejecutiva del Patronato, Tatiana Zambrano:

“Nos enorgullece mucho. Nos llena de alegría comprobar con estas casas abiertas que nuestros niños aprenden a ser más activos, menos tímidos, haciendo gala de todo lo aprendido.

Nos da satisfacción que en el CDI que tiene el Patronato municipal aprenden cosas nuevas; se integran mucho con las diferentes actividades que se organizan, dando a conocer a los padres de familia que sus hijos están bien cuidados y que aquello los prepara para que cuando inicien la escuela vayan con muchas destrezas”.

Confiada y segura de los buenos resultados mostrados hasta ahora por el CDI, Tatiana Zambrano invita a que otros padres también confíen y lleven a sus pequeños hijos, que serán atendidos por mujeres especialistas y tituladas en educación y cuidados parvularios.

FUENTE: Patronato municipal de Manta, mediante boletín informativo y foto con firma de la periodista Gema Barcia Monroy, subdirectora encargada de comunicación.- MANTA, 30 de septiembre de 2017.