La sesión solemne por el aniversario de EPAM

La institución pública que provee los servicios de agua potable y alcantarillado en el Cantón Manta está celebrando sus 68 años de vida.

ES la Empresa Pública Aguas de Manta (EPAM), dependiente del Gobierno municipal, que durante su trayectoria también ha servido con agua potable a los habitantes de los cantones vecinos Jaramijó y Montecristi, así como a los de otros cantones que habitan lugares por donde pasan los acueductos.

El sostenimiento, ampliación y mejoramiento progresivo de estos servicios tienen particular importancia para Manta y sus vecinos, que por hallarse junto al mar carecen de fuentes propias de agua dulce. La EPAM la trae desde Santa Ana y Rocafuerte, tomándola del Río Portoviejo; y también desde Bolívar, donde se halla la Represa de la Esperanza, fuente desde las que igualmente, hoy, la toman Jaramijó y Montecristi.

Al principio, en 1949, la hoy empresa municipal se llamaba Junta Cantonal de Agua Potable de Manta y era autónoma. Se abastecía de un pequeño afluente situado en la zona rural de este cantón. El crecimiento de la población y sus instalaciones productivas obligaron después a traerla de la cuenca del Río Portoviejo.

Esto se recordó en la sesión solemne de la EPAM conmemorativa a su nacimiento. El gerente general de la empresa, José Espinoza, dijo lo siguiente:

“Hoy que recordamos la historia de la empresa nos llenamos de optimismo, pero sobre todo reafírmanos nuestro objetivo de seguir enrumbando a la EPAM como institución sólida y eficiente, que mantenga la entrega de servicios de calidad”.

En tanto que Margarita de Kaviedes, concejal municipal y miembro del Directorio de la empresa cumpleañera, repasó la historia de esta y dijo que es importante conocer cómo la ciudad ha ido superando la escasez de agua, por lo que recomendó la lectura del libro “Sed en el Puerto”, del escritor Othón Castillo Vélez, para comprender el  pasado y ver los cambios positivos que se han logrado en el  presente.

Vicenta Plúa, jubilada de la EPAM, recibe premios de manos del gerente José Espinoza. Manabí, Ecuador.
Vicenta Plúa se acogió a la jubilación y el gerente José Espinoza la premió en público.

La celebración de la EPAM se cumplió el día jueves 30 de noviembre en el Auditorio Jumpachi Inoue del Patronato municipal, con la presencia de autoridades provinciales y locales.

En el desarrollo de la sesión solemne se entregaron acuerdos de reconocimiento al trabajo de 35 empleados que dejan la empresa; unos porque se acogieron a su derecho de jubilación al cumplir entre 30 y 40 años de servicio, y otros porque renunciaron voluntariamente de conformidad con la ley. Vicenta Plúa, quien laboró en la Dirección de Recursos Físicos, agradeció en nombre de todos los homenajeados.

Por último, el gerente Espinoza, visiblemente emocionado, expresó su agradecimiento a los exempleados por haber dado su mejor esfuerzo para el desarrollo de la entidad y les auguró éxitos en las actividades que vayan a emprender. Pidió a quienes permanecen en la EPAM, que sigan trabajando con ese mismo espíritu con el que lo han hecho hasta hoy, procurando siempre favorecer a la comunidad.

FUENTE: EPAM, mediante boletín informativo y fotos, con firma del periodista Pedro Clotario Cedeño, director de comunicación.
Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s