La tagua en el Ecuador

Conversaba animadamente en días pasados con mi buen amigo Adres Schmidt García, sobre agroindustria y negocios familiares; sobre nuevas oportunidades exportables; sobre una de las provincias más hermosas del Ecuador, como es Manabí. Y la conversación se centró en un producto de gran interés histórico y comercial: histórico, por cómo empezó su comercialización en el siglo pasado; comercial, por el gran auge que logró la tagua.

En Ecuador, la especie de la que se extrae la tagua es una palma de nombre Phitelephas aequatorialis, que se desarrolla en el subtrópico entre la Cordillera de los Andes y la Costa. Se produce muy bien en Esmeraldas, pero mayormente en Manabí hasta altitudes de 1.500 msnm; y se da de manera silvestre.

Es importante reconocer que las migraciones europeas al Ecuador -como la de los  alemanes, italianos, austriacos, españoles- ayudaron a desarrollar las exportaciones a Europa. Catalanes e italianos, con el cacao; alemanes e italianos, principalmente con el sombrero de paja toquilla, café y tagua.

Hace más de cien años, gracias al boom de la demanda en Europa de la tagua para producir botones, los migrantes alemanes (Hamburgo) señores Richow y Moye fundan la Empresa Casa Tagua, S. A., que llegó a ser la empresa más importante de la ciudad de Manta por dar trabajo a gran cantidad de alemanes en Ecuador. La edificación se encuentra en la dirección: Avenida 4 y Calle 7, en Manta.

La comercialización para la Casa Tagua la realizaron: Otto Schwartz Wilde, en Esmeraldas y Carlos Klaeschen, en Manta. Roberto Ponto y su sobrino Andreas Ferdinand Schmidt Gaignard, se encargaron de la operación en el sector de la ciudad de Bahía de Caráquez y en Machalilla. Lograron gran desarrollo económico con este producto.

En la actualidad la tagua o marfil vegetal tiene gran demanda interna e internacional, en forma de artesanías y en forma de joyería; por tanto da oportunidad de mucha mano de obra para habitantes de los sectores donde se extrae.

Considero que debemos recuperar la imagen y comercialización de la tagua, articulando acciones entre las instituciones correspondientes. Acciones como un proyecto integral que vaya desde la creación de la denominación de origen de la tagua; preservación y mantenimiento de los bosques de esta especie; promoción de una ruta turística a nivel nacional e internacional (“La Ruta de la Tagua”); restaurar la Casa Tagua, para convertirla en un museo (“El Museo de la Tagua”).

Seguro este proyecto será de gran beneficio económico, social e histórico para la provincia de Manabí y el Ecuador entero.

Escrito el 15 de diciembre del 2017 por Pedro Pablo Jijón Ochoa, ingeniero comercial, asesor de organizaciones agrícolas productivas (asesorapecuador@gmail.com)
Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s