A propósito de la estación invernal presente en la región Costa del Ecuador, que aumenta sensiblemente el número de personas con síntomas gripales, el Ministerio de Salud Pública hace recomendaciones para evitar el contagio o hacer frente a la enfermedad.

El aparecimiento súbito de fiebre alta; tos (generalmente seca); dolores musculares, articulares, de cabeza y garganta; intenso malestar y abundante secreción nasal; son características de una gripe estacional.

Sin embargo, en los grupos de riesgo la gripe se puede tornar en una enfermedad grave e incluso proclive a la muerte del paciente. En estos grupos de riesgo está considerada la población de mujeres embarazadas, los niños menores a 5 años, los adultos mayores a 65, los pacientes con enfermedades crónicas y los profesionales sanitarios.

Frente a ello el Ministerio de Salud Pública inició el pasado 5 de enero la campaña de vacunación contra la influenza o gripe, que se extiende hasta el 31 de marzo. Pero el propio ministerio recuerda que la prevención empieza en casa.

Nakin Véliz, director del Distrito de Salud 13D02 (Manta, Jaramijó y Montecristi), informó: “Estamos dando charlas constantes en los centros de salud y en los desplazamientos de nuestros equipos para atención domiciliaria. También se capacita a la comunidad, por lo que es importante que los ciudadanos tomen  medidas sobre este virus”.

Para ello se aconseja procurar mantenerse alejado de personas enfermas, lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, no saludar con beso ni dar la mano. Evitar ir a sitios concurridos; no compartir alimentos, vasos o cubiertos; no automedicarse; utilizar gel antibacterial para desinfección de manos en zonas de alto flujo de personas, en las instituciones públicas y privadas. Si pertenece a los grupos de riesgo, vacunarse contra la influenza.

En caso de estar enfermo, para evitar contagiar a los demás es recomendable quedarse en casa, usar mascarillas y mantenerse en reposo. Cubrirse al toser o estornudar, cubrirse la nariz y boca con un pañuelo desechable o con el ángulo interno del codo, tirar el pañuelo desechable en una funda plástica. Una vez transcurridas 24 horas sin fiebre, podrá reintegrarse a sus actividades normales.

Si presenta síntomas, como fiebre, tos, dolor de cabeza, fluido nasal, dolor en el cuerpo, decaimiento, y en ocasiones diarrea, debe acudir al centro de salud más cercano al sitio donde usted se encuentra.

FUENTE: Distrito de Salud 13D02, mediante boletín informativo y fotos, con firma de la periodista Rebeca Alarcón Mieles, analista de comunicación e imagen pública.
Anuncios