El consorcio multinacional constituido por las empresas Acciona y BTD ha sido seleccionado por el Municipio de Loja para construir la planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR) de esa ciudad, mediante un contrato “llave en mano” valorado en 16,6 millones de dólares (unos 13,4 millones de euros) financiados por el Banco de Desarrollo de América Latina o Corporación Andina de Fomento.

La depuradora tendrá una capacidad máxima hidráulica de 1,45 m3/s y permitirá atender a una población de hasta 350.000 habitantes.

La planta estará ubicada en la ciudad de Loja, capital de la provincia de igual nombre, ubicada al sur del país. Ocupará una extensión de unas 10,5 hectáreas, localizadas en la ribera oriental del Río Zamora, aproximadamente 1 kilómetro al norte del Barrio Sauces Norte, en las afueras de la ciudad.

Loja forma parte del proyecto Huella de Ciudades, que agrupa a una serie de ciudades latinoamericanas orientadas a un desarrollo bajo en carbono a través de una cartera de proyectos en sectores clave que incorporan componentes de mitigación y adaptación al cambio climático, para la reducción de huellas de carbono e hídrica.

La construcción de la planta está planificada en dos etapas: la primera -que se anuncia ahora- supone la construcción de la infraestructura que atenderá las necesidades de la población actual y controlar el problema de contaminación del río. La segunda etapa -que se ejecutará a futuro- supondrá aprovechar los lodos sólidos que resulten del tratamiento, para producir energía eléctrica para consumo de la propia planta.

Otras obras ecuatorianas ejecutadas por la misma empresa

Acciona cuenta con oficina propia en Ecuador desde el año 2012 y ya ha obtenido destacados contratos en las áreas del agua y la construcción. A finales de 2015 el Ayuntamiento de Quito le adjudicó la construcción de la segunda fase de la línea 1 del Metro de la capital ecuatoriana, por un importe de 1.538 millones de dólares USA (unos 1.400 millones de euros).

El contrato prevé la construcción de un túnel de 22 kilómetros de longitud en el que se implantarán trece nuevas estaciones, además de cocheras y talleres, así como las instalaciones ferroviarias necesarias para la puesta en marcha. La obra civil correspondiente a las estaciones de La Magdalena y El Labrador ya fue ejecutada en su día por Acciona Infraestructuras, dentro de la primera fase del proyecto.

La Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guayaquil adjudicó el pasado año a la división Agua de esta empresa, la construcción de la Estación de Bombeo La Pradera, como parte del sistema para la futura Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) de Las Esclusas en Guayaquil, que sustituirá a la estación de bombeo existente y contribuirá a modernizar la red de depuración.

El proyecto, que cuenta con financiamiento del Banco Europeo de Inversiones y será realizado bajo la fórmula “llave en mano”, tiene un presupuesto de 22 millones de dólares estadounidenses -unos 20 millones de euros- y se enmarca dentro del programa de Universalización de Alcantarillado Sanitario para un millón de personas (un tercio de la población total de la mayor urbe de Ecuador), del centro hacia el sur de la ciudad.

El Gobierno municipal del Cantón Esmeraldas adjudicó al consorcio Acciona-BTD, en 2016, la construcción, ampliación y mejoramiento de las estructuras de captación y potabilización de agua en la ciudad de Esmeraldas, capital de la provincia del mismo nombre en el norte del país, por un importe de unos 30 millones de dólares (unos 27 millones de euros). El proyecto, que beneficiará a una población de más de 200.000 habitantes, consiste en un contrato “llave de mano” con una duración de 24 meses y financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que incluye una planta de tratamiento de agua potable y una subestación eléctrica.

Por otra parte, Acciona finalizó a finales del año 2017 la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Ibarra, también al norte del país, que tiene una capacidad de 43.200 m3 diarios y que presta servicio a una población equivalente de casi 200.000 personas. La EDAR ha sido diseñada siguiendo un riguroso plan de protección ambiental a través de un avanzado sistema de depuración biológica de nutrientes.

FUENTE: Acciona, mediante boletín informativo y foto, con firma de Marcela Vásquez y enviados por Jessica Figueroa, de Effective, Quito.
Anuncios