El consorcio multinacional constituido por las empresas Acciona y BTD ha sido seleccionado por el Municipio de Loja para construir la planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR) de esa ciudad, mediante un contrato “llave en mano” valorado en 16,6 millones de dólares (unos 13,4 millones de euros) financiados por el Banco de Desarrollo de América Latina o Corporación Andina de Fomento.