“Sin sorbete, por favor”

Dicen los entendidos en el tema, que un sorbete (pajilla) de polipropileno (plástico) tarda mil años en descomponerse sin una intervención contraria hecha a propósito, y que este material desperdigado en la tierra y en los océanos causa un grave daño al ecosistema del mundo, razón más que suficiente para desaconsejar su uso.

Esto último, precisamente, es lo que se hace ahora mismo en la ciudad de Manta, donde la Dirección Municipal de Turismo y el grupo de Mingas por el Mar han echado a andar una campaña motivacional a la que llaman “Sin sorbete, por favor”, centrada en lograr que en los negocios que venden bebidas prescindan de la pajilla. Y para esto reúnen al personal que labora en dichos establecimientos a fin de explicarles el porqué de la medida.

Los responsables de la campaña cuentan que ésta ha tenido buena acogida y que las capacitaciones gratuitas han sido aprovechadas por administradores y meseros de los restaurantes del Malecón Escénico de la playa El Murciélago, al igual que lo hacen otros restaurantes cuyos administradores han comprendido que el mejor negocio es preservar la naturaleza para el desarrollo de la vida.

A los propietarios de los restaurantes que se han sumado voluntariamente a la campaña, el Municipio les ha entregado un certificado y un sticker (mensaje impreso en papel adhesivo) para que sea pegado en un lugar muy visible de su local.

FUENTE: GAD municipal de Manta, mediante boletín informativo y fotos, con firma de la periodista Gema Arteaga Briones, directora de gestión de comunicación.
Anuncios