El departamento de Espacios y Servicios Públicos del Gobierno municipal de Montecristi se halla levantando un catastro de las bóvedas que se encuentran en el cementerio general, para identificar a sus legítimos dueños o herederos y a familiares de los difuntos cuyas tumbas yacen bajo el suelo.

El censo, que incluye medición del área que ocupa cada cuerpo de bóvedas y fijarle un código, se lo realiza en la parte vieja del camposanto, pues la nueva ya está censada y debidamente lotizada.

Gabriel Anchundia informó que estos trabajos forman parte de la actualización catastral, tal cual como lo determina la ordenanza de esta materia. Indicó, además, que los dueños de bóvedas codificadas ya pueden acercarse a la dependencia municipal de Espacios Públicos a fin de que el predio quede legalmente registrado en la base digital de datos creada para este efecto.

El trabajo censal ha permitido identificar bóvedas en mal estado y otras abandonadas por años, por lo que el Municipio pide a las familias propietarias o herederas que se ocupen de darles un mantenimiento adecuado, advirtiendo que la ordenanza municipal solo concede 30 días para que eso ocurra; caso contrario se procederá según señala el estatuto municipal.

El catastro digital ya se hizo en los otros dos camposantos municipales: Colorado y Las Jacuatas.

FUENTE: Gad municipal de Montecristi, mediante boletín informativo y fotos, con firma de la periodista Sofía Paredes Rivera, directora de comunicación.
Anuncios