Por Samantha Jijón Gagliardo*

Aunque la tecnología sea uno de los recursos de producción y comunicación que más usamos actualmente, a la hora de plasmar una idea la agenda manuscrita o el cuaderno -para un diseñador, escritor u otros individuos- nunca dejarán de ser útiles en cualquier momento; más aún, teniendo presente los beneficios que nos brinda el escribir con puño y letra: mejorar nuestra concentración, ya que al realizar la acción con nuestra mano nos obliga a prestar más atención a lo que estamos plasmando en el papel; refuerza nuestra parte spicomotriz, afinando trazos y formas, como cuando comenzábamos a escribir por primera vez; cuando dibujamos, estamos ayudando a que nuestro cerebro se estimule, mejorando nuestra memoria y nuestra capacidad de introspección. Dibujar y escribir manualmente en una libreta nunca dejará de ser importante.

Pero, ¿qué pasa cuando el arte pictórico de nuestro artista favorito se junta con el cuaderno o la agenda que usamos diariamente? Esta conjunción ya puede experimentarse en Ecuador con la creación de piezas únicas para colección personal, que muestran en sus portadas el arte plástico, sin sacrificar para nada la idea pensada para que cada persona usuaria disfrute el deleite de plasmar sobre papel sus propios pensamientos. Así es como la incipiente empresa Betero, orgullosamente ecuatoriana, está logrando inspirar a muchas personas desde 2009 cuando nació de la mano de emprendedores en el ámbito del diseño.

Portada Apitatán de una agenda Betero. Guayaquil, Ecuador.
Portada Apitatán de una agenda Betero.

Fue la necesidad de contar con un cuaderno de calidad, con detalles necesarios para registrar todas esas ideas que vienen a la mente, incluyendo proyectos y bocetos. Necesitaban un soporte que lograra inspirarlos para comenzar a crear, con los materiales requeridos para el diseño, la ilustración, el arte pictórico y la arquitectura. Al darse cuenta de la gran oportunidad que existía en el mercado, se fueron especializando poco a poco en otros productos.

Algo muy especial que llama mucho la atención de un producto Betero son sus portadas, que plasman diseños de artistas plásticos ecuatorianos. Esta maravillosa expresión surgió al ver que en Ecuador no es corriente la difusión de trabajos de diseñadores y pintores, decidiendo por eso mostrarlos en las cubiertas de los cuadernos, para que más personas conozcan el talento artístico local.

Poco a poco se siguen integrando más artistas, con colecciones que van ampliando cada año. Y, ahora, tener un cuaderno Betero en las manos es igual a tener una pieza artística, lo que explica que más personas y marcas tengan sus Betero como piezas fundamentales para el registro de su creación diaria.

El camino del emprendimiento no es nada fácil y Betero lo tiene muy claro. Una de las cosas que expresan, y que los ha ayudado mucho como emprendedores, ha sido especializarse y aprender sobre administración, finanzas, obligaciones tributarias, etc., actividades que en un principio no practicaban pero que han sido necesarias para que todo funcione de la mejor manera.

Con sus productos no hay por qué sentir culpabilidad cuando escribimos en papel, pensando en el daño ambiental que esto puede estar generando. En este caso sabemos que en donde estamos plasmando nuestras ideas es un producto para cuya elaboración ya pensaron en esa parte de la responsabilidad social y del cuidado de nuestro planeta. Los productos Betero están hechos a mano y con materiales que cuentan con sello ecológico, ayudando así a la tranquilidad de los usuarios al saber que asientan sus registros en un producto reusable, mas no desechable.

Agenda Buganbilla de una agenda Betero. Guayaquil, Ecuador.
Agenda Buganbilla de una agenda Betero.

Es impresionante todo lo que puede brindar algo tan cotidiano como una libreta o un cuaderno a la hora de plasmar nuestros pensamientos. El orgullo y el interés especial que nos puede generar el trabajo de personas apasionadas por lo que hacen, que disfrutan crear, que se emocionan por lo que llegará a nuestras manos, con los acabados y la calidad que merecemos y que los identifica a ellos. O, como dicen ellos mismos, “hacer que la gente disfrute usando soportes de calidad, donde puedan inspirarse al guardar sus ideas (….). Que cada cuaderno sea un artículo especial, tanto por su contenido como por el producto”.

Actualmente Betero ya inició el proceso de exportación. Seguirán trabajando para tener una mayor variedad de productos especializados en su nicho de mercado y de esa manera seguir expandiéndose.

El talento ecuatoriano y latinoamericano está realizando cosas extraordinarias, reflejando en muchas de ellas la cultura continental. Junto a la creatividad e innovación hacen que podamos tener algo único, inspirándonos para crear y seguir contagiando el espíritu emprendedor, que puede iniciar con una loca idea, escrita en el cuaderno que llevamos a todos lados.

* Cofundadora de Tecnologic site y creadora de contenidos para plataformas sociales. Guayaquil, Ecuador.- E-mail: samijgagli@gmail.com /  @SamiGagli
Anuncios