La sanidad es precaria en tiendas de Chone que venden productos lácteos

El Gobierno ecuatoriano está tratando de precautelar la sanidad de los alimentos que consume el público, para cuyo propósito la legislación nacional ha expedido normas claras y precisas que los organismos estatales competentes procuran hacer cumplir. En esta última misión trabaja la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), que el viernes de esta semana inspeccionó las tiendas de Chone en las que se venden productos lácteos, imágenes de algunas de las cuales mostramos con este reporte periodístico.

Durante la mañana de ese día, viernes 5 de julio del 2019, la Arcsa, conjuntamente con la Intendencia provincial de Policía y la Comisaría municipal de Chone, desarrolló un operativo de inspección y verificación de las condiciones sanitarias en que funcionan los locales de venta de lácteos y sus derivados. Ocurrió, precisamente, en el Mercado municipal de este cantón manabita.

El operativo buscaba verificar las condiciones higiénico-sanitarias en las que se expenden los lácteos, así como controlar que cuenten con el debido proceso de almacenamiento y temperaturas establecidas. Además, se revisó que los lácteos procesados cuenten con Notificación Sanitaria y que el personal que labora en la venta de estos productos cuente con equipo apropiado de protección propia y de los productos que maneja.

Karla Solórzano, directora técnica de Arcsa, dijo que la acción permitió evidenciar que muchos comerciantes desconocían el tratamiento sanitario adecuado para evitar contaminación o afectación en los lácteos, por lo que técnicos especialistas socializaron las medidas adecuadas que deben tomar los primeros.

“Estoy contento de ver que vienen a explicar y a corregirnos para lograr que tengamos buenas condiciones sanitarias en nuestros lugares de venta”, aseguró William Macías, comerciante de este centro de abastos, quien felicitó a Arcsa por el operativo. Y remarcó: “Estas acciones le dan a la ciudadanía más seguridad para que nos vengan a comprar”.

A aquellas recomendaciones se sumó la explicación de cómo utilizar la aplicación informática para celulares Arcsa Móvil, con la cual tanto el vendedor como el comprador pueden ingresar la Notificación Sanitaria del producto y constatar el estado del mismo, su fecha de caducidad y su origen.

FUENTE: Arcsa (Portoviejo), mediante boletín y fotos con firma de Isabel Intriago Morán.
Anuncios