Muy temprano esta mañana del sábado 31 de agosto de 2019 fue restablecido el servicio de agua potable de Manta, interrumpido inesperadamente desde el día miércoles anterior a causa de un daño en el acueducto que transporta el 85 % de toda el agua que consume el cantón. El restablecimiento, sin embargo, no será inmediato en algunos sectores, sobre todo en los más altos de la urbe y los más apartados del cantón, porque primero deben llenarse de nuevo todas las tuberías de la extensa red por la que fluye el agua.

Esta emergencia trastornó la vida diaria de los mantenses que no disponen de medios para almacenar agua, situación que fue paliada parcialmente con el auxilio urgente de tanques móviles.

Según informó este mediodía la Empresa Pública Aguas de Manta (EPAM), responsable de los servicios públicos de agua potable y alcantarillado, lo que sucedió con el acueducto es que hubo desacople de tuberías en el sitio Cerrito del Cantón Rocafuerte, donde se halla la planta potabilizadora del agua que se toma en El Ceibal del Río Portoviejo.

Al parecer, habitantes de Rocafuerte, supuestamente inconformes con la cantidad de agua que la EPAM deja para ellos, se tomaron a la fuerza la estación de bombeo y detuvieron abruptamente el funcionamiento de las bombas, lo cual provocó lo que en la jerga técnica llaman un “golpe de ariete”, que es la contracción de los tubos debido a la explosión de una burbuja gaseosa que se forma dentro de ellos al interrumpirse drásticamente el fluido del agua, y esto ocasiona la consiguiente desunión o desacople.

Técnicos y obreros de la EPAM, utilizando maquinaria pesada para excavar el suelo y remover los pesados tubos de acero desacoplados, trabajaron sin descanso a fin de reparar el daño y restablecer el servicio. El gerente de la EPAM, Ángel Moreira -movilizado hasta el sitio del daño- puntualizó que personas de Rocafuerte apagaron las bombas y esto causó un golpe de ariete, ocasionando nuevamente otro desacople que se había reparado un poco antes.

Insinuando el motivo que habría provocado la inconformidad de aquellas personas arbitrarias, Moreira reveló que la EPAM provee cerca de 2500 metros cúbicos de agua potable a Rocafuerte, durante doce horas diarias.

Reparto de agua en tanques móviles

Mientras se realizaron las reparaciones, en tanques móviles se distribuyó gratuitamente agua para quienes quedaron desabastecidos en 40 barrios. Esto fue posible con la ayuda de la Asociación de propietarios de camiones que portan los tanques.

José Álvarez, del Barrio Costa Azul, dijo que la noche del jueves les llegó el agua, pero al poco rato dejó de fluir nuevamente; y el viernes recibió un tanque de agua. En Urbirrios, Zita Delgado, Alexandra Mendoza y Beatriz Mera, ponderaron y agradecieron esta ayuda urgente.

Importancia del acueducto dañado

El agua que llega a Manta de El Ceibal abastece a un 85 % de la ciudad y a varios sectores de los cantones Rocafuerte, Portoviejo, Montecristi, Jaramijó y 24 de Mayo.

FUENTE: Gobierno municipal de Manta, mediante boletín y fotos.