Las actividades cotidianas de la ciudad de Manta (Ecuador) están a medio funcionar hoy, martes 8 de octubre del 2019, en el sexto día consecutivo de protestas públicas por el alto encarecimiento de las gasolinas y el diésel, liberados del subsidio estatal por el Gobierno de la República. Los taxistas, con sus vehículos obstaculizando el tránsito general, son los actores visibles de esta cuasi parálisis.

Esta situación es particularmente notoria en el centro histórico, desde la Avenida Jaime Chávez Gutiérrez (malecón) en el norte, hasta el Mercado Central Municipal en el sur. Hemos visto grandes cantidades de taxis estacionados en conjunto en los cuatro carriles de la avenida del malecón, y en otras avenidas y calles donde se han enfilado a un costado o cerrando el paso en los cruces más usados.

Hoy, hasta la hora de escribir esta información, no había multitudes de personas protestando en las vías. Los comercios del sector aludido abrieron a medias las puertas de sus locales y en otros lugares de la ciudad el tránsito de vehículos particulares era normal y los negocios funcionaban, pero sin la concurrencia habitual de consumidores.

Las plantas industriales siguen funcionando internamente. Los establecimientos educativos están cerrados. Los mercados municipales y los centros comerciales privados también funcionan, aunque es evidente la merma de compradores. No hay servicio urbano de autobuses. Los servicios básicos públicos funcionan sin novedad.

La Calle 13 de Manta, en la mañana de este martes 8 de octubre del 2019. (Video: José E. Alarcón Joza)

Entretanto a esta hora (11h20) el alcalde Agustín Intriago Quijano reunía en el Patronato municipal (Avenida de la Cultura) a centeneras de ciudadanos deseosos de conocer la postura del mandatario municipal frente a las medidas económicas impuestas recientemente por el Gobierno nacional, y sobre todo qué decisión tomará respecto a las tarifas que deben regir para el servicio de transporte cantonal.